En nuestro último post sobre telemedicina y e-salud prometimos hablar de la historia de la telemedicina, y eso es lo que vamos a empezar a hacer. No pretende ser una historia en profundidad pues, aunque de comienzos relativamente recientes, la historia de la telemedicina es extensa, pero empecemos por el principio:

Los antecedentes de la historia de la telemedicina

Antes incluso de que existiera el concepto de telemedicina, ya hubo algunos inventos que anticipaban la idea. Estos son algunos de los precursores más curiosos de lo que hoy conocemos como telemedicina:

Estetoteléfono (1890): el estetoteléfono o estetofono, inventado por Loeth en Chicago, era lo que su nombre indica: una mezcla entre estetoscopio y teléfono; un “aparato transmisor y receptor que se aplica al cuello del enfermo para captar los ruidos de la laringe” y que podía “distinguir ruidos de auscultación a 600 millas”. El estetoteléfono fue fabricado por la American Manufacturer el éxito que tuvo el ingenio en su época.

Biotelemetría (1883): la medición a distancia de variables biológicas (como la monitorización de constantes vitales) es lo que se conoce como biotelemetria. Los primeros pasos de esta disciplina se dieron en 1883 con las experiencias de Marey, un médico francés que publicó el  tratado “Mecanismos animales”. En ese tratado, Marey habla sobre un método para estudiar el vuelo de los pájaros basado en la transmisión a distancia de señales neumáticas y eléctricas.

Einthoven (1903): Willem Einthoven, que fue premio Nobel de Medicina en 1924, realizó en 1903 la primera transmisión a distancia de un electrocardiograma, transmitiéndolo desde el hospital hasta su laboratorio a varias millas de distancia. La transmisión se realizó por electrodos de inmersión.

Doctor Radio

Doctor Radio

“El Doctor Radio” (1924): como curiosidad histórica, en su número de  abril de 1924, la revista Radio News (un magazine centrado en el mundo de la radio) incluía un reportaje en el que hipotetizaba sobre que en un futuro cercano, nuestras casas tendrían un aparato parecido a un televisor a través del cual podríamos consultar al médico y recibir un diagnostico sin tener que desplazarnos al hospital. La portada de la revista (que podéis ver en la figura) es muy ilustrativa.

1960: A partir de la década de los 60 del siglo pasado es cuando la idea de telemedicina empieza a tomar verdadera forma. El principal impulso viene por el desarrollo del programa aeroespacial de la NASA. Los astronautas que viajaban al espacio debían tener un estricto control de su salud y por tanto necesitaban que el equipo médico desde la Tierra pudiese monitorizar sus constantes vitales en todo momento. Desde luego aquello requería el desarrollo de una nueva ciencia médica que llamaron telemetría médica  y que hoy nosotros conocemos como telemedicina.

En nuestro próximo post entraremos de lleno en la historia de la telemedicina.