Para nosotros hoy día es lo más normal del mundo que hagamos una foto con el móvil y se suba instantáneamente a la nube, pero lo cierto es que esta nube no lleva mucho tiempo entre nosotros. Por eso hemos querido echar una vista atrás y hacer un breve resumen de la historia de la nube y del cloud computing. Si quieres saber cuáles fueron sus orígenes, sigue leyendo.

Historia de la nube y del cloud computing

Aunque ahora vemos la nube de forma novedosa, en realidad el concepto de nube ya llevaba años rondando. En algún momento alrededor de 1955, a John McCarthy, el informático que creó el término “inteligencia artificial”, se le ocurrió la teoría de tiempo compartido, muy similar a la nube de hoy.

El concepto de tiempo compartido se refiere a compartir de forma concurrente un recurso computacional (tiempo de ejecución en la CPU, uso de la memoria, etc.) entre muchos usuarios. En ese año solo había 250 computadoras en uso en todo el mundo, así que para sacar el máximo beneficio a estos recursos limitados era necesario recurrir al tiempo compartido.

La introducción de la “conmutación de paquetes” en el Laboratorio Nacional de Física en la década de 1960 permitió que varias personas utilizasen una red al mismo tiempo al descomponer la información en trozos más pequeños – o “paquetes”.

Después de algún tiempo, alrededor de 1970, se creó el concepto de máquinas virtuales (VM). El uso de software de virtualización como VMware, hizo posible ejecutar uno o más sistemas operativos al mismo tiempo en un entorno aislado.

No mucho tiempo después, del Departamento de Defensa de DARPA (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de la Defensa) dio origen al sistema de redes que posteriormente se convirtió en el Internet. Al mismo tiempo, los ordenadores fueron bajando sus requisitos de energía.

En la década de 1980 llegaron los ordenadores personales y de repente el uso de los ordenadores se disparó de forma extraordinaria en los siguientes años. En 1996, George Favaloro y Sean O’Sullivan, los ejecutivos de Compaq Computer, usaron por primera vez el término “Cloud Computing”.

A comienzos del nuevo milenio, la explosión de la burbuja puntocom hizo que las empresas se vieran obligadas a repensar la forma en la que usaban Internet para ofrecer sus servicios. Esto, en combinación con la creciente demanda de grandes volúmenes de datos, proporcionó las condiciones perfectas para la que la computación en nube prosperase.