Para la labor sanitaria es imprescindible contar con herramientas orientadas al control de pacientes. Tanto en personas que reciben tratamientos a largo plazo, como para pacientes que acuden puntualmente a nuestra clínica, es importante disponer de un historial que se complete además con otros registros, Clinic Cloud te ofrece la posibilidad de trabajar desde una plataforma digital, con perfiles personalizados y un proceso de control de pacientes online, seguro y adaptado a tu trabajo.

La importancia del control de pacientes en una clínica de salud

El concepto de control de pacientes es muy amplio. El principal registro es el historial médico, un archivo personal en el que el sanitario anota las conclusiones de cada consulta. En este historial deben quedar reflejadas todas las dolencias, los síntomas y en general, todos los datos relativos a la salud del paciente. El objetivo es disponer de un registro personal, con el que podamos tomar decisiones en el futuro y comprobar la eficacia de cada tratamiento.

Más allá del historial, existen otros registros que también nos pueden resultar muy útiles de cara al control de pacientes. Las agendas, tanto compartidas como personales, son un soporte básico para gestionar las consultas y los horarios de los profesionales sanitarios. Gestionar una agenda sanitaria permite organizar el trabajo de cada profesional, si además disponemos de soluciones como avisos y recordatorios, también estaremos ayudando al paciente.

Por último, las soluciones telemáticas orientadas a la videoconsulta han permitido fomentar nuevos canales de comunicación, facilitando el contacto entre paciente y profesional sanitario. Las soluciones digitales facilitan las consultas online y el control de pacientes, estableciendo un canal inmediato, fiable y que evita desplazamientos.

Las soluciones digitales para el control de pacientes

Independientemente del tipo de control que llevemos a cabo en nuestra clínica, las soluciones digitales siempre van a ser una solución adecuada. Los registros digitales permiten proteger la información privada del paciente, considerada de especial interés por la Ley Orgánica de Protección de Datos, así como por la legislación comunitaria que nos llega desde la Unión Europea. 

Digitalizar los historiales permite adaptarlos a cada paciente, consultarlos online desde cualquier dispositivo con conexión a internet y protegerlos de daños y cambios no autorizados. Respecto a las agendas, la posibilidad de trabajar desde la nube también es una ventaja, debido a la protección que garantiza este soporte online. Tanto las agendas compartidas como las privadas permiten un control de pacientes a tiempo real.

Respecto a las soluciones telemáticas que una clínica ofrece a sus pacientes, disponer de soportes digitales es fundamental. Una plataforma de videoconsultas privada te permite contactar con todos tus pacientes siempre que lo necesites, utilizando un canal seguro y diseñado de forma específica para llevar a cabo consultas de tipo sanitario. 

Recordatorios y soluciones para pacientes

Además de las ventajas orientadas al profesional médico, Clinic Cloud también ofrece soluciones para el paciente. Una de las funciones más útiles es el recordatorio de citas por SMS o mail. Todas las citas programadas quedan registradas en las agendas, y además generan un aviso automático, siempre que el paciente se encuentre en la base de datos de la clínica. 

Las alertas para pacientes son muy útiles para reducir el absentismo, en este caso utilizamos una base de datos con la información de contacto del paciente, para generar una serie de alertas en base a las citas establecidas. 

Otra de las ventajas de Clinic Cloud es el módulo de marketing. En este caso el objetivo será contactar con pacientes que puedan estar interesados en determinadas promociones, ofertas, etc. Las clínicas que ofrecen tratamientos específicos pueden contactar con un perfil determinado de paciente, esta herramienta permite enviar mailing personalizado en función de los intereses de cada paciente. 

Las ventajas respecto a los registros analógicos

Los historiales tradicionales necesitan de un soporte físico en papel, por lo tanto es necesario un espacio específico de almacenaje. Estos historiales no se pueden consultar de forma digital, además no disponen de la capacidad de adaptación que sí permite el historial digital. 

Respecto al marco legal, la Ley Orgánica de Protección de Datos sí contempla el registro médico en papel, sin embargo, establece una serie de normas muy estrictas respecto al almacenaje y la destrucción de este tipo de documentos, que suponen un gasto continuo para la clínica. 

La digitalización del sector sanitario ha permitido llevar a cabo un control del paciente riguroso y seguro, en Clinic Cloud hemos desarrollado una herramienta específicamente diseñada para perfiles sanitarios, con la que podrás trabajar de forma remota. El almacenamiento de datos en la nube te permite disponer en cualquier lugar de la información que necesitas, simplemente necesitas un dispositivo con conexión a internet y tu contraseña y nombre de usuario, de esta forma podrás disponer siempre que lo necesites de todos los datos de tus pacientes.