Hoy es el Día Nacional del Donante de Órganos y Tejidos, una jornada en la que recordar que la donación de órganos salva vidas. Y en España tenemos motivos para la satisfacción porque desde hace 24 años somos líderes mundiales en donaciones. ¿Cuántos donantes hay en España en la actualidad?

Cuántos donantes hay en España

Los últimos datos sobre donación pertenecen al 2016. Ese año hubo en España:

  • 018 donantes de órganos
  • 8148 órganos trasplantados

La tasa se Trasplantes por millón de población alcanzó  el 43,4, la más alta de la historia. Además, es el segundo año que superamos los 100 trasplantes por millón de personas. Según las estadísticas los españoles somos quienes tienen más posibilidades de acceder a un trasplante cuándo lo necesiten.

Para visualizar la tendencia alzista que se ha producido durante los últimos años, en 1989 hubo 550 donantes, menos de 30 años después el número se ha casi cuadriplicado hasta llegar a los 2018.  Por su parte la tasa de trasplantes por millón ha pasado de 14,3 en el 89 hasta el 43,4 de la actualidad.

¿Por qué somos líderes en donación?

Hay varios factores que explican nuestro liderazgo en este ámbito:

  • Una legislación temprana que facilita todos los trámites para el trasplante (las primeras leyes sobre donación y trasplantes se remontan a los años 80). Este marco legal favorable se muestra en los siguientes puntos:
  1. El establecimiento de la llamada muerte encefálica como equivalente científico legal y ético de la muerte clásica del individuo.
  2. El respeto a la voluntad del fallecido en cuanto a donar o no sus órganos.
  3. La necesidad de que el diagnóstico de muerte se haga por un equipo de médicos independiente del de trasplante.
  4. El carácter altruista de la donación y la no comercialización de los órganos.
  5. La garantía de anonimato del donante.
  6. La aplicación de criterios médicos para la distribución de los órganos disponibles entre los enfermos en espera de los mismos.
  • Una excelente coordinación hospitalaria, con la figura de los coordinadores: personas encargadas de identificar a pacientes terminales potencialmente donantes, mantener sus órganos en buen estado, obtener el consentimiento familiar, organizar la extracción y supervisar el traslado.
  • Aspectos culturales: solidaridad, ausencia de tabúes sobre el trasplante de donantes fallecidos, campañas de concienciación.

Gracias a todo esto, España ha conseguido un modelo de trasplantes que sirve de inspiración y modelo para países de todo el mundo. Esperemos que siga así durante muchos años.