En la actualidad hay un montón de noticias en torno al Cloud Computing, con el gigante Google a la cabeza a la hora de implementarlo en todo el mundo. En términos simples, la computación en nube traslada el software desde los ordenadores hasta Internet para que sea más accesible.

Otra terminología relacionada con el Cloud Computing es SAAS (o software como servicio), de modo que mucha gente los confunde.

¿En qué se diferencian el Cloud Computing y el SAAS?

 La mayor diferencia entre los dos es de naturaleza técnica. La computación en nube es un concepto arquitectónico que se centra en dónde  y cómo se va a ubicar el software, pero no indica cómo se va a facilitar el pago por el servicio. Por otro lado, SAAS es un modelo para la monetización de la arquitectura de computación en la nube. Bajo el marco del SAAS, una empresa puede proporcionar software al cliente a través de la nube bajo diferentes esquemas de pago. Podría ser a través de suscripciones periódicas, de forma limitada en el tiempo, o mediante pagos a medida que avanza. Algunas empresas incluso pueden proporcionar un uso libre de su software si tienen otras formas de generación de ingresos; como por ejemplo a través de los anuncios muestra al usuario.

En definitiva la computación en nube es una arquitectura mientras que SaaS es un modelo de monetización

También hay una diferencia importante cuando se trata de software y de datos. Bajo SAAS, el software y la información están con el proveedor de servicios. Esto representa un beneficio para los usuarios normales que se benefician de una mayor seguridad, pero puede ser un problema importante para las grandes corporaciones, cuyos datos son a menudo de naturaleza confidencial.

 Si es necesario, una empresa puede construir su propia red de computación en la nube y ponerla a disposición de sus empleados a través de su propia red interna e Internet. En este modelo, el software y los datos residen en la empresa y no en otras entidades. Esto les protege contra fugas intencionales y no intencionales que pueden ser perjudiciales para su estrategia de negocio.

La aparición del cloud computing es sin duda un paso adelante para la tecnología en general, ya que hará posible tener equipos totalmente seguros que estén protegidos contra las amenzasas. La aparición de SAAS como un esquema de monetización también indica que la computación en la nube no es sólo un mero concepto. Es un modelo sostenible que puede ser implementado con éxito.