Existe una interacción incuestionable entre los seres humanos y el medio ambiente, en particular entre el hombre y la climatología. Así se sabe que el clima influye en la propagación de enfermedades metaxénicas (transmitidas por vectores) como el dengue o la malaria. Por tanto el uso de satélites meteorológicos podría aportar información sobre estas enfermedades, que es en lo que se basa la epidemiologia satelital, epidemiología a distancia o tele epidemiología.

Orígenes de la epidemiología satelital

El hecho de que los factores ambientales influyan en diversas enfermedades ha llevado al estudio en profundidad de estos factores desde puntos de vista que incluyen disciplinas tan variadas como la fitología, la hidrología, la climatología o, de forma más señalada, la ecología.

El estudio ecológico se ha realizado tradicionalmente con información recogida sobre el terreno (Tª, precipitaciones, humedad relativa, salinidad, vegetación, fauna…), pero hoy día a esta información se le suma el uso de información e imágenes provenientes de satélites. El uso de los satélites en ecología para estudiar los factores que influyen en las epidemias abrió la puerta a una nueva especialidad, la epidemiologia satelital. La epidemiologia satelital consiste en el estudio de epidemias humanas o animales, cuya propagación está estrechamente ligada a factores del medio ambiente, a partir de datos procedentes de satélites que orbitan alrededor de la Tierra. Mediante la combinación de datos originados por satélites como SPOT -dedicado a la observación de índices de vegetación-, Meteosat -que proporciona información sobre vientos y masas de nubes- y Topex/Poseidon y Envisat -los cuales obtienen datos sobre la altura de olas, temperatura del océano y color de las aguas-; junto con datos hidrológicos (número y distribución de lagos y niveles de agua en embalses y ríos ) y clínicos (como el número de casos de una enfermedad registrados en una determinada zona ) pueden construirse modelos matemáticos predictivos sobre el avance de una determinada enfermedad infecciosa.

Fundamentos de la epidemiología satelital

Para entender como obtienen información los satélites y la traducen en el valor de una variable (por ejemplo, meteorológico) o en una imagen en la que se vean reflejadas ciertas variables ambientales como la temperatura o la humedad es necesario introducir algunos conceptos como el de albedo.

 Toda superficie terrestre posee una propiedad conocida como albedo, que se define como el porcentaje de radiación que cualquier superficie refleja respecto a la radiación que incide sobre la misma. Por ejemplo, las superficies claras (pensemos en un paisaje nevado) tienen un albedo superior a las oscuras, al igual que el albedo de las superficies brillantes es mayor que el de las opacas. Cualquier radiación electromagnética puede ser absorbida, reflejada o transmitida selectivamente por el albedo terrestre. La intensidad de radiación captada por un satélite en cada punto del mapa sirve para obtener datos de interés o generar una imagen (por ejemplo, las zonas nubladas tendrán un albedo inferior a aquellas en las que haga sol, por lo que la información del satélite puede dar idea sobre la climatología de una determinada zona).

 Otros Fundamentos de la epidemiología a distancia son:

Los datos obtenidos por los satélites pueden correlacionarse y asociarse con variaciones en los patrones de propagación de ciertas enfermedades. Con un software específico para el análisis y tratamiento de las imágenes obtenidas por el satélite se generan mapas de riesgo y de predicción de algunos problemas de salud pública como los brotes epidémicos. El mayor interés viene dado por la información procedente de satélites, pero cabe mencionar que también se emplean a veces aeronaves tripuladas con dispositivos sensoriales que capturan la información con sensores fotográficos, sensores hiperespectrales, videografía, entre otros. Los satélites pueden ser militares, científicos, meteorológicos o de recursos naturales, siendo los dos últimos tipos los más útiles en tele-epidemiologia.

En el caso de satélites meteorológicos figuran los de órbita polar o ecuatorial, como los de la NOAA (NationalOceanographic and Atmospheric Administration) de EE.UU, Meteor de Rusia o el CCD de Brasil ; y también satélites geosestacionarios como los GOES, nuevamente de EE.UU, los Meteosat, el GMS de Japón, el GOMS ruso y el INSTA de la India. Las imágenes sobre el clima y los recursos naturales obtenidas por la NOAA son las más utilizadas para monitorizar los cambios en el medio ambiente a nivel planetario. Otros satélites que capturan datos orbitales que pueden usarse en salud pública son los Landsat (un sensor TM, Thematic Mapper, de NASA). Por ejemplo, el Landsat 7 alcanza resoluciones espaciales de 15 x 15 m. esta resolución es incluso superada por el QuickBird, que alcanza resoluciones de hasta 61cm x 61m en bandas pancromáticas.

Un concepto importante en tele-epidemiologia es el de geografía médica. La geografía médica es una subdisciplina mediante la cual, por ejemplo, se geolocalizan los casos de una enfermedad. La geolocalización se hace usando GPS. La geografía médica emplea sistemas de información geográfica (GIS) para almacenar, manejar, manipular, analizar, modelar y mostrar de forma integrada datos referenciados para la resolución de problemas en salud pública.

La referencia en epidemiologia satelital es el S2E (Spatial Surveillance of Epidemics), un consorcio multidisciplinario francés dedicado a la vigilancia de epidemias desde el espacio en el que intervienen entidades como el CNES. Amparado por el S2E nació RedGems, cuya misión principal es analizar las relaciones entre salud, clima y medioambiente con el objetivo de contribuir al desarrollo de sistemas de alerta temprana (EWS). El objetivo general es intentar predecir y mitigar el impacto de las epidemias en la salud pública. Para este fin se cuenta con los siguientes medios:

  • Despliegue de sistemas de información in-situ para la recogida, intercambio y gestión de datos en tiempo real.
  • Uso de modelos biomatemáticas para las dinámicas de la epidemia.
  • Tele-monitorización de factores climáticos y ambientales ligados a epidemias.
  • Las herramientas de tele-epidemilogia basadas en tecnología aeroespacial (satélites, telecomunicaciones…) requieren una importante inversión económica que a veces no es posible llevar a cabo en países en vías de desarrollo.