Un año más, se han fallado los ganadores de los premios Nobel 2016 de física, química y medicina. Las máquinas más pequeñas del mundo, el funcionamiento del sistema digestivo y el funcionamiento de la materia en una realidad cuántica son los temas que han sido premiados este año. Repasamos brevemente los trabajos ganadores.

Trabajos ganadores de los premios Nobel 2016 de ciencias

  • El Nobel de química ha sido para los investigadores J.P. Sauvage, J. F. Stoddart y B. L. Feringa por “el diseño y síntesis de las máquinas moleculares”. Estos tres investigadores han fabricado las máquinas más pequeñas del mundo, para hacernos una idea son 1.000 veces más pequeñas que la medida del ancho de un pelo humano. Su forma sería la de dos anillos encadenados de forma física para que no se separen por medio de un ion de cobre, si bien es cierto que a partir de esta idea se pueden construir otras estructuras más complejas. Las posibilidades de este principio de unión molecular son inimaginables, pero al caber la posibilidad de generar movimiento en construcciones de este tamaño, en un futuro se podrán realizar máquinas “invisibles” capaces de actuar en el interior de nuestro organismo a un nivel molecular.
  • En el caso del Nobel de medicina, el premio ha ido a parar al doctor Yoshinori Ohsumi, descubridor del proceso de autofagia, es decir, como el organismo reciclan material que contienen y que no utilizan. Los estudios de Ohsumi han supuesto “un nuevo paradigma en nuestra comprensión sobre como la célula recicla su contenido”, algo fundamental debido a que este proceso influye en el desarrollo de enfermedades como el párkinson y ciertos tipos de cáncer. El proceso de autofagia es realizado por las células en épocas de inanición y en períodos de estrés en los que no reciben la energía suficiente.
  • El premio Nobel de física ha ido a parar a D. J. Thouless, F. d. Haldane y J. M. Kosterlitz por investigar acerca de “los secretos exóticos de la materia”, en condiciones que se refieren a las “fases topológicas de la materia”, es decir, las transiciones que sufre la materia al cambiar de fase, como pasa por ejemplo cuando el agua pasa de un estado líquido a sólido al congelarse. Para conseguir explicar estos procesos, los tres investigadores británico han investigado el comportamiento de la materia a nivel cuántico, es decir microscópico, donde la materia no se comporta tal y como la vemos, sino que se atiene a normas cuánticas propias de medidas extremadamente pequeñas.

Estos son los ganadores de los premios Nobel 2016 relativos a la ciencia, los tres cuentan con amplias posibilidades de aplicación a la vida humana, de manera que en un futuro no muy lejano podamos aprovechar todos sus  beneficios para nuestra vida diaria.