Las estrategias de marketing han cambiado mucho en los últimos años, especialmente desde la aparición de Internet. Un nuevo paradigma que alcanza su máxima expresión en el llamado inbound marketing. En este post te explicamos en qué consiste el inbound marketing y cómo utilizarlo.

Qué es inbound marketing

El inbound marketing o marketing empezó a popularizarse a partir de 2006. A diferencia del marketing tradicional que se basa en ir en busca del cliente, por ejemplo, repartiendo folletos o haciendo llamadas telefónicas, el inbound marketing trata de atraer al cliente. Es decir, que sea el cliente quien venga a ti y no tú al cliente.

Las estrategias de inbound marketing tienen cuatro partes. Vamos a explicarte en qué consiste cada una de ella y cómo podrías aplicarla en tu clínica.

Cómo usar el inbound marketing en tu clínica

#1 Atraccción

En esta etapa se le da al cliente algo que está buscando o que puede interesarle. El  SEO o posicionamiento en buscadores es la forma más habitual de atracción. Consiste en crear contenidos web que respondan a las consultas de los usuarios en los buscadores.

Por ejemplo, imagina a un internauta buscando en Google información sobre cómo evitar las caries. El primer resultado es el post del blog corporativo de una clínica dental. El usuario encuentra a la clínica a través de una búsqueda en Google..

#2 Conversión

Una vez que se ha conseguido la atención del visitante, el próximo paso es convertirle en potencial cliente. Siguiendo con el ejemplo, el post sobre cómo combatir la caries debe ser lo bastante interesante para que el visitante lo lea y se lleve una buena impresión del dentista que lo ha escrito.

Para convertir a ese lector a ese lector en cliente, al final del post se puede ofrecer una revisión dental gratuita, o cualquier otro aliciente para que el visitante pase de la pantalla del ordenador a la sala de espera de tu clínica.

#3 Cierre

El cierre es el paso que convierte al potencial cliente en cliente. Una vez que el paciente esté en tu clínica para su revisión gratuita de ti depende convertirse en su dentista habitual. Si demuestras tu competencia, es fácil que acaben confiando en ti.

#4 Fidelización

Una vez que has conseguido captar un nuevo cliente, es necesario fidelizarlo. Siguiendo con nuestro ejemplo, podrías invitar a tu nuevo cliente a suscribirse a la newsletter de tu clínica o a seguirla en las redes sociales, de modo que podáis mantener el contacto.

¿Qué estrategias de marketing usas para promocionar tu clínica? ¿Son efectivas? Cuéntanoslo en los comentarios.