Los médicos pueden saber si un tratamiento funciona para un paciente gracias a varios indicadores de salud. Del mismo modo, hay indicadores que pueden decirle al profesional de la salud cuál es el estado de su clínica. En este post hablamos sobre los principales KPIs en el sector salud.

¿Qué es un KPI?

KPI son las siglas de Key Performance Indicator, en español indicadores clave de desempeño. En pocas palabras un KPI es una métrica que se utiliza para conocer los resultados de un determinado plan o estrategia, en base a unos objetivos fijados previamente. Es decir, los KPIs sirven para ver si una estrategia está teniendo éxito o no.

Un buen KPI debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Medible: Debe poder medirse.
  • Simple: Debe ser fácil de medir.
  • Relevante: Debe estar relacionado con los objetivos de la clínica.

Principales KPIs en la clínica

Beneficios mensuales

Este es el primer KPI que viene a la cabeza a cualquiera que tenga un negocio, ya sea un restaurante o una clínica dental. Los beneficios son el resultado de calcular los ingresos de la clínica y descontar los gastos. Hemos puesto beneficios mensuales, pero pueden medirse en cualquier periodo de tiempo.

Número de consultas diarias

Es decir, cuantos pacientes se atienden al día en la consulta. Esta es una información muy valiosa ya que permite detectar patrones estacionales y predecir cuándo va a ser necesario reforzar la atención o por el contrario cuando baja la actividad.

Nuevos pacientes

Quizás el KPI más importante es la cantidad de nuevos pacientes que acuden a la consulta. Este número se obtiene mediante el seguimiento y es esencial para su sostenibilidad a largo plazo.

Tasa de fidelización

Este es el porcentaje de pacientes que vuelven a la clínica tras una primera consulta. Las tasas de fidelidad en el sector salud son por lo general muy altas ya que los usuarios prefieren tener un profesional médico de referencia y no cambian a no ser que sea por necesidad o descontento.

Los pasos de acción para determinar este y otros KPI incluyen la implementación de un sistema de registro de pacientes. Este registro debe incluir los nombres de los posibles pacientes, correos electrónicos y cómo encontraron la clínica.

Independientemente de cómo implemente este proceso, los datos se recopilan diariamente y se examinan semanalmente o al menos mensualmente.

Clinic Cloud, nuestro software de gestión de clínicas en la nube, te permite llevar el control de los principales KPIs de tu consulta. Pruébalo gratis durante 15 días y descubre todas sus funcionalidades.