Los rebrotes de coronavirus han provocado que varias zonas hayan impuesto nuevas restricciones, con el fin de controlar los nuevos casos. En lo que llamamos la segunda ola, la COVID 19 está poniendo en peligro de nuevo la estabilidad sanitaria, y por tanto, se han establecido diferentes protocolos para evitar que la curva de contagio siga subiendo. Es importante que todos, administraciones, sector sanitario y ciudadanía, colaboremos para evitar que los rebrotes de coronavirus sigan expandiéndose, si cumplimos las normas y los protocolos, podremos evitar que los centros de salud lleguen a colapsar, poniendo en peligro además al personal sanitario.

Las recomendaciones sanitarias para centros durante el rebrote

Es cierto que dependiendo del nivel de emergencia de la zona sanitaria o autonomía, existen una serie de protocolos diferentes, que se van adaptando continuamente a la situación presente, sin embargo, existen una serie de recomendaciones comunes, cuyo objetivo principal es evitar el colapso de los centros sanitarios, y además evitar los contagios, tanto entre el personal sanitario, como hacia otros pacientes. 

  • Es importante disponer a lo largo de todo el área médica de todos aquellos materiales que evitan el contagio, especialmente mascarillas y gel hidroalcohólico. Estos elementos deben estar presentes tanto en la entrada como en otras zonas hospitalarias, y deben estar disponibles tanto para trabajadores como para pacientes.
  • Es importante evitar la aglomeración de pacientes en espacios comunes. En ocasiones, las salas de espera se masifican, el centro debe seguir una política de citación que evite que no haya una separación de seguridad en el entorno hospitalario.   
  • En lo posible, es recomendable tomar la temperatura a toda persona que acceda al centro. En caso de que una de las personas muestra síntomas de fiebre, será necesario llevar a cabo un protocolo de aislamiento. 
  • Todas aquellas clínicas que trabajen con pacientes infectados por la COVID 19, deberán habilitar espacios de seguridad, en los que solo puedan acceder profesionales convenientemente protegidos.
  • También se recomienda restringir en lo posible las visitas y los acompañantes. Una persona, a priori sana, no solo se expone al riesgo de contagiarse en un centro de salud, además, en el caso de que sea asintomática, puede contagiar a otros pacientes presentes en el área sanitaria. 
  • El centro hospitalario deberá disponer de todos los EPIs necesarios para que los profesionales encargados de tratar a pacientes infectados puedan hacerlo con seguridad. Es importante, como vimos en la primera oleada, que los hospitales dispongan de todo el material sanitario necesario para crear espacios seguros. 

Estas son las recomendaciones básicas comunes que se recomiendan, con el objetivo de hacer frente a la segunda oleada, de cara a la vida cotidiana de la ciudadanía, también es recomendable seguir los protocolos de actuación.

Protocolos ante el rebrote de coronavirus para la población

  • Es importante que las personas que se encuentran en situación de confinamiento, ya sea total o parcial, sigan la normativa establecida en cada caso. Gracias a este tipo de medidas, podemos conseguir que los contagios se reduzcan en pocas semanas.
  • Una vez más, recordamos que para evitar contagios es imprescindible seguir tres protocolos fundamentales: lavarnos las manos, usar mascarilla y respetar una distancia de seguridad de al menos dos metros. 
  • También es importante evitar el contacto de las manos con la cara, especialmente en las vías respiratorias, es decir, la boca y la nariz.
  • Si toses o estornudas, tápate con el codo, de esta forma evitarás el contagio a personas cercanas si tienes el virus.
  • Es importante destacar que en esta segunda ola hay un porcentaje mucho mayor de personas asintomáticas, por eso, aunque no hayas percibido ninguno de los síntomas del coronavirus, debes seguir las recomendaciones médicas. Una persona asintomática sí puede contagiar a otras personas que, posteriormente, desarrollen los síntomas. 

Clinic Cloud como herramienta de gestión frente a la pandemia

La ayuda de un software de control clínico siempre es una ayuda válida para un centro hospitalario, pero en esta época es aún más útil.

La gestión de las citas, por ejemplo, es más eficaz si la llevamos a cabo mediante un software de control, capaz de registrar todas las citas del centro.

Las historias clínicas digitalizadas nos ayudan a diagnosticar con más eficacia, además, cualquier profesional puede acceder a un historial, siempre que disponga de una contraseña personal de acceso.

En cuanto a la gestión de stock, en lo que se refiere a material específico para el coronavirus, dispones con Clinic Cloud de una plataforma con la que podrás conocer en cada momento la disponibilidad de material, y organizar tus próximos pedidos a proveedores. 

En Clinic Cloud queremos ayudarte a evitar contagios en centros hospitalarios, por eso ponemos a tu disposición nuestro software médico para centros de salud, con el que podrás llevar a cabo toda la gestión que necesitas en tu clínica.