La nube era hace pocos años un concepto desconocido y ahora lo encontramos en todas partes. En nuestro blog ya hemos hablado varias veces de las ventajas de trabajar en la nube. En esta ocasión nos centramos en una de las más beneficiosas para las clínicas: el ahorro de económico. Sigue leyendo y descubre cómo tener tu clínica en la nube puede ayudarte a disminuir gastos.

¿Qué significa tener tu clínica en la nube en términos de ahorro?

1. No hay costos de instalación

Antes la implementación de una solución informática implicaba mucho dinero. Había que comprar nuevos ordenadores nuevas, adquirir licencias para el software, contratar personas que sepan cómo usar el sistema, etc. Los servicios en la nube ahorran muchos de estos gastos, ya que no se necesita comprar costosas licencias de hardware o software.  Clinic Cloud solo requiere una conexión a Internet y un navegador web, lo que le permite iniciar sesión utilizando dispositivos móviles como tabletas o teléfonos inteligentes.

2. Paga por lo que usas

La mayoría de los proveedores de software valoran su producto de acuerdo con la cantidad máxima de usuarios que puede admitir. Una pequeña consulta puede terminar pagando la capacidad para admitir a 50 usuarios, aunque solo tenga 10 empleados. El software basado en la nube funciona en el modelo por usuario, por lo que solo pagas por los servicios que la clínica necesita y usa.

3. Mejor soporte

Cuando algo sale mal con los sistemas informáticos, los empleados deben llamar al informático e intentar solucionar el problema al tiempo que siguen cumpliendo con sus otras tareas. Mudarse a la nube le ahorra tiempo y dinero, ya que el software es administrado por el proveedor de servicios y cualquier problema que surja se resolverá rápidamente incluso antes de que el usuario se dé cuenta.

4. Ahorro en los costes de actualización

La mayoría de las licencias de software se compran solo para una versión particular del software, con lo que cada actualización significa tarifas adicionales. Incluso si no necesita las últimas actualizaciones, es posible que tenga que comprarlas de todos modos, ya que en algún momento el proveedor dejará de dar soporte a versiones anteriores. Un modelo de suscripción mensual significa que no hay ningún coste adicional para actualizar. Siempre tendrás la última versión.

Si nunca has trabajado en la nube te invitamos a probar nuestra demo gratuita. Con ella podrás utilizar nuestro programa de gestión online sin compromiso durante 15 días y descubrir todas sus bondades.