La Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), así como el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) son las dos regulaciones que establecen las bases relativas a la privacidad de pacientes, así como el tratamiento de datos personales en instituciones sanitarias. Además de la regulación nacional, también es importante tener en cuenta las directivas que nos llegan desde la Unión Europea, y que también rigen legalmente en nuestro territorio.

En los últimos años han proliferado las regulaciones relativas al trato y almacenamiento de datos personales por parte de empresas y particulares, en este sentido, los centros médicos y todos aquellos negocios relacionados con la salud, deben atenerse a esta nueva regulación, debido a que la información sanitaria de una persona es considerada como de especial interés. Esta normativa expresa una serie de exigencias en términos generales, sin embargo, existen áreas sanitarias específicas, que deben tener en cuenta ciertos requisitos que las afectan de manera especial. La protección de datos para psicólogos es la parte de esta normativa que tiene que ver con el trabajo que llevan a cabo los profesionales en psicología, a continuación analizaremos cuáles son estos requisitos y cómo deben implementarse en una clínica.

Las obligaciones básicas respecto a la protección de datos para psicólogos

Como decíamos anteriormente, toda ley está expresada de manera general, sin embargo, existen algunos artículos que afectan de manera directa a profesionales de la psicología

  • Consentimiento: Los permisos de consentimiento ya no pueden ser tácitos, debe haber un documento en el que el paciente exprese su permiso para almacenar y tratar sus datos personales por parte del profesional. 
  • Tratamiento de datos: También debe existir un contrato en el que se exprese la forma en la que los datos del paciente pueden ser tratados, ya sea por personal de la clínica o por terceros, en caso de ser necesario.
  • Compromiso de confidencialidad: Debe existir un compromiso de confidencialidad por parte de la clínica, en el que se exprese de manera directa la responsabilidad de la empresa y sus profesionales a la hora de manejar los datos personales del paciente.  
  • Riesgos y seguridad digital: Si se ha utilizado un software poco seguro y se ha producido una brecha de seguridad, estaremos obligados a informar a nuestros pacientes. 
  • Información de proveedores: El centro sanitario está obligado a informar de los proveedores con los que trabaja en materia de almacenamiento y protección de datos. 
  • Delegado DPO: En todo centro de psicología debe existir la figura de un Delegado de Protección de Datos o DPO, que sea responsable de implementar y llevar a cabo una correcta política de protección de datos en la propia empresa. 
  • Derechos ARCO: Lo que conocemos como derechos ARCO son aquellos que se refieren a los derechos que tiene el paciente sobre sus datos. Si un paciente quisiera consultar, modificar o cancelar algún archivo personal, podría hacerlo amparado por la ley. También en este sentido, las clínicas deben tener en cuenta el conocido como derecho al olvido, con el que se protege a los pacientes que no desean figurar en la base de datos de una clínica de psicología. 

Gestión de datos mediante un software digital en clínicas de psicología

Una de las soluciones más eficaces de cara a cumplir con la legislación actual de tratamiento de datos es el uso de un software digital. La protección de datos para psicólogos es mucho más sencilla si disponemos de un entorno digital específicamente preparado para el almacenamiento y tratamiento de datos médicos.

En Clinic Cloud disponemos de un software específico para clínicas de psicología, con el que podrás disponer de perfiles personalizados, historiales y además, todo tipo de herramientas para la gestión de la clínica, desde herramientas de marketing hasta procesos financieros.

En el caso de las clínicas de psicología, es especialmente importante disponer de un proceso de protección de datos eficaz. La información que guardamos acerca de cada cliente debe ser privada, y por tanto, solo puede ser consultada por el propio paciente, en caso de requerirlo, los profesionales de la clínica y terceros si están autorizados. 

En Clinic Cloud trabajamos en la nube, por tanto, no necesitas espacio físico para almacenar la información médica de tus pacientes, todos los historiales quedan guardados en formato digital, y protegidos ante cualquier tipo de ataque, además, para su acceso es imprescindible disponer tanto de un nombre de usuario, como de una contraseña personal. 

Si trabajas en una clínica de psicología y quieres ofrecer a tus pacientes la máxima seguridad en relación a la protección de sus datos médicos y personales, contacta con Clinic Cloud y trabaja en la nube, con un espacio digital seguro y siempre protegido ante ataques externos que puedan comprometer la privacidad de tu clínica y tus pacientes.