La alfabetización sanitaria es la capacidad para obtener, leer, comprender y utilizar la información médica para tomar decisiones de salud adecuadas y seguir las instrucciones para un tratamiento. Esta perspectiva define la alfabetización en salud como la amplia gama de habilidades y competencias que desarrollan las personas durante su vida para buscar, comprender, evaluar y utilizar la información y los conceptos de salud para tomar decisiones informadas, reducir los riesgos sanitarios, y aumentar su calidad de vida

La alfabetización sanitaria se estructura en torno a cuatro ejes:

  • alfabetización fundamental
  • alfabetización científica
  • alfabetización cívica
  • alfabetización cultural

Una visión más sólida de conocimientos sobre la salud incluye la capacidad de entender los conceptos científicos y las investigaciones en salud; interpretar de forma crítica los mensajes de los medios masivos relacionados con salud; o navegar sin problemas por los  complejos sistemas de atención de la salud

El problema de la alfabetización sanitaria

Hay muchos factores que determinan el nivel de alfabetización sanitaria de una población: el nivel de lectura, el nivel de aritmética, las barreras lingüísticas o la cultura pueden afectar a la forma en la que se entiende la información sobre salud.

Las investigaciones revelan que existe un problema de alfabetización sanitaria. Aproximadamente la mitad de los pacientes no puede entender la información básica de salud que reciben. Un estudio de 2.600 pacientes realizado en 1995 por dos hospitales de Estados Unidos encontró que entre el 26% y el 60% de los pacientes no pudieron entender las instrucciones de medicación, un estándar de consentimiento informado o materiales básicos de atención de la salud.

No se trata de un problema menor, pues está comprobado que la baja alfabetización sanitaria reduce el éxito del tratamiento y aumenta el riesgo de errores médicos. De acuerdo con un informe realizado por un Instituto de Medicina la baja alfabetización sanitaria afecta negativamente el resultado del tratamiento y a la seguridad de la prestación de servicios. Estos pacientes tienen un mayor riesgo de hospitalización y su estancia hospitalaria es más larga de media; además, tienen menos probabilidades de cumplir con el tratamiento, son más propensos a cometer errores con la medicación y están más enfermos cuando buscan atención médica.

¿Cómo se aumenta la alfabetización sanitaria?

Diversas intervenciones, como la información simplificada e ilustraciones, evitando la jerga médica y alentando  a los pacientes a hacer preguntas si no entienden algo, han mejorado los comportamientos de salud en las personas con bajo nivel formativo en salud. Por su importancia en la salud mundial, los diferentes organismos de salud, estatales y supranacionales están haciendo un importante esfuerzo por mejorar la alfabetización de la población mundial.