La realidad virtual es una ciencia basada en el uso de sistemas informáticos que genera en tiempo real representaciones de la realidad que permita al usuario tener la sensación de estar presente en ella, aunque en realidad no se trate más que de ilusiones perceptivas sin ningún soporte físico y que únicamente se da en el interior de los ordenadores.

La realidad virtual tiene diferentes aplicaciones en disciplinas como educación, marketing, ocio y también medicina.

¿Cuáles son los usos de la realidad virtual en Medicina?

Los usos de la realidad virtual en medicina son muchos y variados; de hecho, parece uno de los campos donde más se están aprovechando los avances de la realidad virtual. Sin embargo, los esfuerzos más representativos se realizan en tres áreas:

  • Simuladores para formación médica
  • Operaciones de cirugía
  • Tratamiento de fobias y traumas psicológicos

Veamos en qué consiste cada uno de ellos

Simuladores para formación médica

Los simuladores permiten que médicos y estudiantes de medicina desarrollen habilidades y destrezas técnicas como si se encontrasen en una situación real pero sin ningún tipo de riesgo si ocurre algún problema. Así pues con estos simuladores, los profesionales o futuros profesionales pueden entrenarse para la realización de cateterismos, endoscopias, operaciones de cirugía… Esto es posible gracias al desarrollo de modelos virtuales de pacientes con los que es posible interactuar en ese ambiente de simulación.

Estos simuladores, además del habitual visor para recrear el entorno virtual, deben llevar también herramientas que permitan recrear sensaciones táctiles.

Operaciones de cirugía

La cirugía ha encontrado un gran aliado en la realidad virtual como herramienta de ayuda para tareas complicadas y que necesitan una gran habilidad. La principal aplicación en este caso son las intervenciones “a distancia” en las que el cirujano no opera directamente, sino que maneja un robot con el que va realizando los pasos de la operación. En ocasiones el cirujano puede estar alejado del robot, en otra estancia o incluso en otro hospital. El cirujano cuenta con un sistema de realimentación táctil que le traslada y aumenta las sensaciones que el robot experimenta.

Dada su gran precisión, el uso de robots es útil en operaciones de microcirugía y de cirugía mínimamente invasiva. Estos sistemas siguen mejorando y ya se habla de poder operar en ausencia de especialistas.

Tratamiento de fobias y traumas psicológicos

La realidad virtual también se ha mostrado útil en psicología, para tratar fobias y traumas. El paciente se expone virtualmente y de forma secuencial a las situaciones que le producen la fobia (claustrofobia, aracnofobia…), con lo que se consigue que se vaya adaptando y superando su miedo.

¿Qué opináis del binomio realidad virtual – medicina? ¿Conocéis más usos de la realidad virtual en medicina? Los comentarios están abiertos.