Quizás no te hayas enterado, pero la Inspección de trabajo ha iniciado una campaña para verificar si las empresas registran la jornada de sus trabajadores. Lo hace tras el cambio de normativa que obliga a las empresas a registrar la jornada de sus trabajadores. Esta norma afecta tanto a clínicas como a cualquier otro tipo de negocios, y si quieres conocer más sobre el tema, sigue leyendo.

¿Qué dicen las nuevas directrices sobre el tiempo de trabajo?

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social, considera que “no es admisible que, con la invocación de la flexibilidad horaria que brindan las normas laborales, puedan perjudicarse los derechos de los trabajadores y se altere el equilibrio contractual mediante la prolongación de indebida de la jornada laboral”.

Esto viene tras dos sentencias de la Audiencia Nacional y su traducción sería que ningún trabajador debe trabajar durante más horas que las que figuran en su contrato salvo que se trate de horas extras y estén debidamente remuneradas. Dichas sentencias se deben a las prácticas de algunas empresas que obligaban a sus empleados a realizar horas extras no remuneradas alegando flexibilidad horaria en sus puestos.

¿Cómo cumplir con la normativa?

Para cumplir con la normativa en tu clínica, debes hacer lo siguiente:

  • Llevar un registro diario del horario de cada trabajador.
  • Hay que hacer un cómputo total del número de horas ordinarias y extraordinarias hechas por cada trabajador, y entregarles un resumen junto a su nómina.
  • Conservar el registro de jornada durante un periodo de al menos cuatro años.

Básicamente se trata de apuntar día a día las horas trabajadas por cada empleado y darle al trabajador un resumen mensual. Todas estas normas deben cumplirse independientemente del tipo de contrato (parcial o a tiempo completo) y de la empresa.

La normativa no establece cual tiene que ser el tipo de registro de jornada, pudiendo ser manual (con una hoja de firmas), mediante un sistema de fichaje (biométrico, por tarjeta…) o electrónico.

El incumplimiento de estas normas o el fraude puede acarrear multas que van desde los 600 euros a los 6250 según la gravedad de la infracción.

¿El control de tu clínica te da muchos quebraderos de cabeza? Clinic Cloud es un programa de gestión para fisioterapia, odontología, podología y otras muchas especialidades médicas. Gracias a él podrás controlar al minuto y de forma sencilla toda la información de tu negocio, incluyendo la agenda del personal. ¡Pruébalo gratis!