Las consultas médicas online van ganando enteros en los sistemas de salud de todos los países, dado que suponen un ahorro para el sistema y mayor comodidad para el paciente. Pero ¿cómo funcionan este tipo de servicios? En este post hemos querido hacer un breve recorrido por la trastienda.

Consultas médicas online

En EEUU cada vez son más las compañías de seguros de salud que ofrecen servicios de telemedicina para ayudar a reducir los costes.

El funcionamiento de este tipo de consultas es relativamente sencillo dadas las tecnologías que tenemos en la actualidad. Es como una video llamada de Skype, tenemos al doctor en su consulta hablando delante de un ordenador con cámara integrada y en su casa tenemos al paciente, delante de otro ordenador con cam o tal vez simplemente un su Smartphone o una Tablet.

A través de la telemedicina, los pacientes pueden tener visitas virtuales fáciles con un médico a través de mensajes de correo electrónico, teléfono, video u otros dispositivos.

Con una población que envejece y la previsible escasez de médicos, la telemedicina y la atención de la salud en línea podrían ser la innovación que salve la atención en salud.

Pero, ¿son igual de fiables las consultas médicas que las consultas tradicionales? Los estudios han demostrado que la atención virtual puede ser efectiva para tratar problemas comunes como la gripe, el acné, o las infecciones del tracto urinario.

Un estudio reciente en la revista Archives of Internal Medicine sugiere que para ciertas enfermedades de rutina, “ver” a un médico en línea podría ser tan eficaz como ver a un médico en persona. En el estudio, los pacientes con problemas de sinusitis e infecciones de la vejiga fueron capaces de obtener un diagnóstico simplemente actualizando sus perfiles médicos con una descripción de sus síntomas y condiciones.

Sin embargo, algunos doctores aún son escépticos, arguyendo que hay información que se puede perder a través de teléfono y correo electrónico. Pero desde luego que tomar la mitad de un día para hacer una consulta de 10 minutos es un alto precio a pagar cuando existe la tecnología que permitiría que se haga en línea desde casa o el trabajo del paciente. No es solo comodidad, es que para algunos pacientes, como los discapacitados, representa un gran esfuerzo tener que desplazarse.

Los avances en eSalud incluyen más cosas aparte de las consultas médicas online, por ejemplo, también existe la consulta del historial médico online.  Sin duda en los próximos años veremos una auténtica revolución en nuestra forma de ver el trato al paciente.