La elaboración de un buen curriculum vitae médico es fundamental para quienes deciden no ir a la sanidad pública y prefieren conseguir trabajo, por ejemplo, en una clínica privada. Sin embargo, la elaboración de un CV médico puede parecer a priori más complicada que la del curriculum para cualquier otra profesión. A continuación te enseñamos las claves para conseguir un curriculum atractivo si eres un profesional de la salud.

Cómo hacer un curriculum vitae médico

El objetivo de un CV debe ser presentar una historia personal de tu educación, historia profesional y cualificaciones laborales con un fuerte énfasis en las habilidades específicas relacionadas con el puesto solicitado.

Apartados necesarios en un currículo médico:

Datos personales: incluye el nombre completo y la cualificación, tu dirección de correspondencia, números de teléfono de contacto, dirección de correo electrónico profesional, fecha de nacimiento, nacionalidad y número de colegiado.

Perfil: siempre es bueno incluir al principio del CV un pequeño párrafo describiendo tu experiencia y habilidades y cómo te hacen adecuado para el puesto en cuestión, junto tus metas.

Educación y capacitación: lista de todos los títulos conseguidos, incluye primero los que tengan categoría oficial.

Experiencia profesional: cada puesto que desempeñaste debe incluir el nombre completo de la institución, las fechas en que trabajaste en ella, la especialidad y el nombre de tu supervisor.

Habilidades y experiencia clínica: muchos expertos opinan que es mejor presentar las habilidades y experiencia clínica en una sección aparte.

Cursos y conferencias: enumera los cursos y conferencias a los que has asistido, incluyendo el título del curso, el proveedor de curso y la ubicación, la fecha que asistieron, y la duración.

Experiencia investigadora: Presentar tu experiencia en investigación (si la tienes) incluyendo el tema de la investigación, el tiempo, la ubicación, el supervisor, la fuente de financiación, los objetivos y el resultado final.

Presentaciones y publicaciones: si tienes alguna publicación, anota en esta sección la fecha, título y revista donde se publicó.

Experiencia docente: si la tienes.

Conocimientos informáticos: cada vez más ce necesario un buen manejo de informática en la medicina.

Intereses personales

Referencias: recaba las opiniones favorables de al menos dos supervisores que hayas tenido.

La extensión sensata de un curriculum médico está entre 3 y 8 páginas.

Evita el uso de diferentes tipos de letra y formatos en cada sección (como negrita, subrayado y cursiva), ya que esto desvía la atención de lo que más importa. Utiliza el mismo tipo de letra en todo (te recomendamos usar Times New Roman o Arial) y mantener el tamaño lo suficientemente grande para que se vea sin problemas (aunque no tan grande que ocupe demasiado espacio).

¿Con qué dificultades te has encontrado a la hora de elaborar un curriculum vitae médico? Esperamos tus comentarios.