Existen una serie de documentos que relatan el desarrollo sanitario de un paciente. Esta información es imprescindible para el profesional que atiende al paciente, ya que contiene todo tipo de datos que ayudarán a diagnosticar y tratar a cada persona. En este post repasamos para qué sirve un historial clínico y cuales son sus funciones principales.

Para qué sirve un historial clínico

  • El historial clínico tiene una función asistencial evidente, se trata de la información precisa, que sirve para que la relación médico-paciente sea eficaz y se pueda repasar de un vistazo el historial del paciente.
  • Además del propio análisis por parte del médico, el historial también tiene un carácter docente muy importante. Analizando los historiales, podemos detectar tanto errores como aciertos, lo cual es imprescindible para seguir desarrollando nuevos tratamientos, cada vez más personalizados.
  • Parte de la investigación médica se basa en la información de historiales médicos. La historia clínica aporta datos decisivos, de primera mano y reales, capaces de arrojar conclusiones científicas que ayuden al desarrollo general de la medicina.
  • El control epidemiológico es fundamental para prevenir este tipo de enfermedades a gran escala. Detectando patrones locales, nacionales e internacionales, podemos prevenir y curar enfermedades epidemiológicas, simplemente analizando historiales clínicos a gran escala, que nos puedan dar pistas del comportamiento de enfermedades a nivel comunitario.
  • Entre las normas deontológicas, el historial médico ocupa un lugar vital para la mejora de la calidad de la relación médico-paciente. Este registro y sus valoraciones continuas permiten que cada persona reciba una atención personalizada, capaz de centrarse en su caso de manera concreta.
  • Los historiales médicos no solo sirven para mejorar la calidad de la atención al paciente, además son instrumentos de control para los profesionales médicos. En los historiales se pueden repasar las decisiones tomadas por los equipos médicos, así como la actuación de las autoridades sanitarias.
  • La historia clínica de un paciente es considerada como un documento legal. En caso de existir un proceso legal, el historial clínico podrá ser presentado como prueba.

En cuanto a las condiciones expresada por la Ley General de Sanidad (14/1986, de 25 de abril), el historial debe ser almacenado de forma centralizada y en un único lugar, además el paciente puede disponer de una copia, además de ser un documento de carácter confidencial.

Si alguna vez te has preguntado para qué sirve un historial médico, estas son sus principales funciones. Si quieres contar en tu clínica con un avanzado sistema de gestión y almacenamiento de historiales e información médica, contacta con Clinic Cloud y disfruta de las ventajas de nuestro software especializado.