El viernes pasado un ataque informático sacudió al mundo entero, poniendo en jaque a grandes empresas como Telefónica (que tuvo que paralizar gran parte de su actividad) y a la red de Hospitales de Reino Unido. El responsable es el virus Wanna Cry, un virus informático de tipo ransomware.

La alerta ha hecho que muchas clínicas aumenten la preocupación por la seguridad de sus datos y se pregunten qué es el ransomware y cómo pueden protegerse.

¿Qué es el Ransomware?

El ransomware es un tipo de malware (software malicioso). Su nombre significa literalmente software de rescate (ransom es rescate en inglés). El ransomware encripta los archivos de los ordenadores que infecta, dejándolos inaccesibles a los usuarios. Para desencriptar el archivo se necesita una clave que los hackers ofrecen a cambio de un rescate económico.

Wannacry es uno de los ransomwares más conocido, y se caracteriza por cambiar encriptar los archivos más importantes del ordenador y cambiar su extensión a .wannacry. En el caso del ataque del otro día, los ordenadores infectados mostraban un mensaje donde se pedía depositar 300 bitcoins (poco más de medio millón de euros) en una determinada cuenta antes del 15 de mayo. De lo contrario, el 19 del mismo mes se borrarían todos los archivos del ordenador.

¿Cómo actúa Wanna Cry?

  • El virus se difunde por correo electrónico. La infección sigue varios pasos:
  • Recibimos un mensaje con un archivo adjunto o con un link
  • Al abrir el adjunto o el link los archivos del virus se descargan. Dichos archivos están codificados para no ser detectados por el antivirus.
  • Tras descargarse, el virus Wanna Cry encripta los archivos del ordenador infectado y muestra un mensaje de rescate
  • El ordenador permanece bloqueado y enseñando el mensaje hasta que se paga el rescate.
  • Tras pagar el rescate, el usuario recibe un código para desbloquear el dispositivo.

El ransomware puede expandirse rápidamente por todos los ordenadores de la red. Normalmente se vale de fallos de seguridad en sistemas operativos que a menudo no están tan actualizados como debieran.

¿Cómo protegerse de los ataques ransomware?

Si tienes una clínica y quieres que toda la información de tu negocio y los historiales de tus pacientes estén a salvo, lo mejor es no almacenar la información en tus ordenadores (que están totalmente expuestos al virus) sino en un servidor protegido. Clinic Cloud almacena todos tus datos en la nube, a buen recaudo gracias al uso de los últimos protocolos de seguridad y las más robustas medidas de protección antihackeo.

Mantén a salvo los datos de tu clínica con Clinic Cloud y olvídate de preocupaciones.