Cada vez más, los consumidores se dedican a la búsqueda de información de salud en Internet. ¿Deberían estar los profesionales sanitarios alarmados o esperanzados por las oportunidades de la Red?

Las claves de la salud en internet

Internet ofrece un amplio acceso a la información de salud, con ventajas incuestionables como la interactividad o el anonimato. Sin embargo, los críticos cuestionan la calidad de la información de salud en línea; y muchas investigaciones indican que gran parte es inexacta.

¿Qué debe de tener una web de salud para ser considerada útil? Para empezar, el público y el contexto de un sitio deben ser identificados claramente y el sitio de adaptarse en consecuencia. Por ejemplo, no es lo mismo una web de información dirigida a madres primerizas que uno a salud de la tercera edad. El lenguaje y el tono variarán de forma visible.

Las características de un buen diseño son:

  • Los sitios web deben facilitar la navegación a través de grandes cantidades de información. Los sitios complejos con tecnologías de última generación pueden mejorar el valor estético, pero reducir la accesibilidad. Para los consumidores es mejor un diseño sencillo con navegación sencilla.
  • Facilidad de uso. La organización lógica, esencial para la localización de información de forma rápida es lo que subyace en la usabilidad de un sitio. el número de pasos necesarios para localizar información específica dentro de un sitio web constituye una definición operativa de navegabilidad.
  • Las características estéticas y de formato. Sitios Web que combinan texto, audio y formatos visuales ofrecen una mayor capacidad de adaptación a las preferencias del consumidor y estilos de aprendizaje.

El diseño de una web puede mejorar el suministro de información, pero no afectará a la calidad del contenido.

Verificando la calidad de la información sanitaria en internet

En la actualidad, el intento más amplio para aplicar un código de conducta a la información de salud en línea fue desarrollada por HON. HON es un organismo autónomo que promociona varias normas éticas para la información de salud en línea, entre las que se incluyen:

  • El asesoramiento debe ser proporcionado por profesionales cualificados, a menos que se indique lo contrario.
  • La web no puede sustituir el papel del médico.
  • La confidencialidad de los datos del usuario está garantizada.
  • Se deben hacer referencia clara con enlaces a las fuentes de información.
  • La información debe ser clara.
  • Las fuentes de financiación han de indicarse con claridad, y cualquier tipo de publicidad reconocida y claramente diferenciadoadel contenido del sitio

 Los sitios web que cumplen con el código HON contienen el logo HON

¿Qué opinas de la salud en internet?