Jun 14, 2016 12:00:00 AM

Cómo hacer marketing en internet si eres profesional de la salud

A la hora de buscar un dentista o una clínica de fisioterapia, la gente ya no recurre a las páginas amarillas o a los anuncios de un periódico. Simplemente hacen una búsqueda en Google. Así pues, la guerra del marketing se ha trasladado a Internet pero, ¿cómo hacer marketing en Internet si eres un profesional de la salud? A continuación te damos unas pautas básicas.

¿Cómo hacer marketing en Internet? Los 3 ingredientes básicos

El elemento clave del marketing en Internet es la web corporativa, la clave alrededor de la cual giran todos los esfuerzos por promocionarse en la red. Aún resulta sorprendente la cantidad de clínicas médicas que no cuentan con sitio web. Cualquier web corporativa que aspire a captar clientes debe cumplir dos condiciones básicas:

Tener un dominio propio: no deben crearse web gratuitas que aunque suponen un desembolso inicial de cero euros implican renunciar a tu nombre de marca y en general dan una apariencia poco dinámica. Es mejor tener una web que sea: www.clinicadental.com que no una www.clinicadental.blogspot.com.es, por ejemplo.

Ser una web dinámica: la web no puede ser una simple traslación del material publicitario al entorno online. A parte de las imprescindibles páginas informativas, con información como los horarios, servicios, fotos de las instalaciones, etc., hace falta darle a visitantes y buscadores nuevos contenidos para que la web reciba más visitas y ocupe los primeros puestos de Google. La mejor herramienta es un blog, el segundo ingrediente básico del marketing en Internet.

El blog cumple una triple función:

  • Darte a conocer y posicionarte como experto en tu area. Piensa en cada nuevo artículo como una oportunidad para captar visitas a tu web.
  • Ser una herramienta para fidelizar a los internautas. Si tu contenido de tu blog es bueno, conseguirás seguidores que visiten tu web cada vez que publiques algo nuevo.
  • Promocionar tus servicios. No se trata de que hables solo de tu clínica, pero sí que llamadas a la acción en tus posts. Por ejemplo, si eres un dentista y escribes un post sobre cómo evitar las caries al final puedes animar a tus lectores a que se hagan una revisión dental en tu clínica.

Tener un blog sirve también para alimentar la tercera pata del marketing en Internet: las redes sociales. Tu presencia en sitios como Facebook o Twitter te permitirá interactuar directamente con la gente.

La clave está en que para conseguir un retorno de la inversión en Internet primero tienes que aportar valor a los internautas.