Jul 1, 2021 12:00:00 AM

La Historia Clínica Electrónica (HCE) en España

La historia clínica electrónica (HCE) es, en pocas palabras, el equivalente digital de las historias clínicas en papel: un registro informatizado formado por todos aquellos datos clínicos relevantes para la atención sanitaria de un paciente.

¿Cuál es la situación de la Historia Clínica Electrónica en España?

En nuestro país la HCE se implanta por primera vez en Andalucía. Fue la comunidad andaluza la que, entre 1993 y 1994 llevó a cabo la primera experiencia con la historia clínica electrónica en España. La experiencia se llevó a cabo en tres centros de salud de esa comunidad, con el envío telemático de los partes de incapacidad temporal….

Estos movimientos pioneros sentaron la base para el Proyecto TASS, un proyecto de colaboración entre la Consejería de Salud Andaluza y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social para implantar la tarjeta sanitaria en Andalucía.

En 2005 el Gobierno de España puso en marcha las prescripciones electrónicas que han supuesto una reducción de aproximadamente el 15% en visitas a los médicos de Atención Primaria en las comunidades donde se utilizan. En 2010, más del 95% de los médicos de atención `primaria recurrieron a la HCE. Ese mismo año se habían enviado más de 250 millones de prescripciones electrónicas a las farmacias. Las Comunidades donde se utilizan las prescripciones electrónicas han visto reducirse aproximadamente un 15% las visitas a los médicos de Atención Primaria.

A principios de 2014, el Hospital de Denia (Valencia), fue el primer centro clínico español que alcanzó el nivel 7 de la Sociedad de Sistemas de Información y Gestión en Sanidad (HIMMS), nivel que acredita que el hospital es 100% digital tras implantar la historia clínica electrónica para toda la documentación relativa a sus pacientes.

Se estima que el 20% de las consultas de médicos especialistas posee aplicaciones de gestión de historia clínica electrónica y que se está llevando a cabo la informatización de historia clínica en hospitalización en el 30% de los hospitales públicos.

Cada Comunidad Autónoma está haciendo esfuerzos, en mayor o menor medida, para implantar la HCE mientras que el Gobierno central intenta garantizar la interoperabilidad a través del Programa Sanidad en Línea. Con estas acciones España ocupa una posición de liderazgo internacional en historia clínica electrónica.

La gestión de la historia clínica electrónica mediante un software médico

Cada vez son más las clínicas que recurren a la ayuda de soportes digitales para almacenar y gestionar datos de sus pacientes. El uso de un software médico permite, no solo almacenar historias médicas digitales, también facilita la comunicación entre profesionales, permite gestionar aspectos técnicos de la propia clínica y solucionar trabajos de gestoría. 

Los software médicos integran diferentes herramientas en un solo soporte, sin embargo, su principal uso en la actualidad es la gestión de historiales.

La historia clínica digital de una persona es información confidencial, y por lo tanto debe estar protegido adecuadamente, en función de las normas estatales recogidas en la Ley Orgánica de Protección de Datos, y en base también a la normativa europea vigente. Los medios telemáticos nos permiten garantizar la privacidad de dicha información, pudiendo ser exclusivamente consultada por el profesional médico y el propio paciente, siempre que así lo solicite. 

La historia clínica electrónica (HCE) en España comienza a digitalizarse de forma masiva, lo cual  nos permite por primera vez disponer de un registro digital seguro y fácil de manejar. Con Clinic Cloud, el historial clínico electrónico forma parte de un sistema digital integral, preparado para adaptarse a cualquier tipo de centro de salud. Dispones de tantos perfiles como necesites, con el objetivo de ofrecerte un espacio digital en el que generar una historia clínica informatizada para cada uno de tus pacientes.  

La interoperabilidad en HCE, el problema numero 1

El principal problema con el que se encuentra la implantación de la HCE en España es la interoperabilidad. Cada comunidad tiene su propia forma de gestionar las historias clínicas, e incluso dentro de una comunidad cada hospital hace las cosas a su modo. Esto dificulta mucho el intercambio de historias, dando lugar a situaciones como que en un hospital de Valencia no puedan acceder a la historia de un madrileño que está pasando allí las vacaciones y sufre algún percance.

Parece que se están tomando medidas -o piensan tomarse- para solucionar este problema. Por ejemplo, las autoridades ya han puesto en marcha, de forma progresiva, la tantas veces prometida tarjeta única sanitaria, que ‘favorecerá la interconexión de los datos sanitarios de los pacientes’ y permitirá ‘la identificación de los pacientes dentro de todo el territorio español’. Sea  como fuere, algunas claves del nuevo modelo sanitario deberán ser la prevención, potenciar la atención medica en casa  y alcanzar la interoperabilidad del sistema. Dentro de este último punto se encuadran los esfuerzos por conseguir la estandarización de la historia clínica electrónica.

Las posibilidades de las historias médicas digitales para el futuro

La digitalización tanto de los historiales de pacientes como de otros aspectos en la gestión médica nos permite trabajar en red, reducir riesgos y mantener amplios registros personalizados. Es importante seguir trabajando para ofrecer a las clínicas de salud nuevas herramientas orientadas a la gestión de pacientes. Más allá de los historiales médicos digitales, las nuevas tecnologías permiten reforzar la seguridad del paciente, creando además nuevas herramientas de comunicación paciente-médico. La videoasistencia ha sido un canal de comunicación fundamental durante los últimos tiempos, este tipo de solución basada en las nuevas tecnologías nos permite reforzar la atención sanitaria, creando además un vínculo de confianza con el paciente.

Respecto al futuro de la digitalización de historiales médicos electrónicos, es posible mejorar este tipo de registros añadiendo nuevos espacios de información en cada perfil, y reforzando además la seguridad de este tipo de registros. En el futuro será imprescindible seguir trabajando en la seguridad de este tipo de información, absolutamente confidencial.