Un problema con el que han tenido que enfrentarse los profesionales de la salud con la llegada de las nuevas tecnologías son los ataques a la reputación online. Difamaciones en algunas páginas web o comentarios injuriosos en redes sociales son algunas de las situaciones más habituales con las que tienen que verse responsables de todo tipo de clínicas. ¿Cómo eliminar esa información de internet? Te contamos las principales opciones para salvaguardar tu reputación en la red.

Injurias por internet, ¿qué hacer?

Si crees que algún contenido de Facebook es difamatorio, puedes denunciarlo en esta red social. En el siguiente enlace puedes ver cómo hacer denuncias en Facebook. Perfiles, publicaciones, páginas, opiniones, son algunas de las cosas que se pueden denunciar. Facebook revisará tu reclamación y retirará ese contenido si cree que infringe sus normas.

En Google la mayoría de los problemas vienen por las reseñas (en caso de que tu clínica tenga alguna reseña, estas aparecerían en tu ficha de empresa enGoogle Maps). Si consideras alguna reseña difamatoria o injuriosa puedes marcarla como inadecuada.

Si pones el cursor sobre la reseña aparecerá una bandera, al hacer clic sobre ella puedes reportar la reseña por inadecuada. Si Google también lo considera así, la borrará.

eliminar reseñas negativas

En las redes sociales siempre es posible que lo que a ti te parece injurioso no lo sea para esa red social. En ese caso te recomendamos que intentes responder al comentario de la forma más educada posible dando tu visión de los hechos. Así al menos conseguirás que el internauta tenga las dos versiones.

Cómo eliminar información de internet

Google pone a disposición de los usuarios un formulario donde pueden denunciar los contenidos que aparecen en su buscador. El formulario se encuentra en esta página:

Cómo retirar contenido de Google

Simplemente tienes que buscar el problema del que se trate y seguir los pasos indicados. Como siempre, los operarios de Google decidirán sobre el caso.

Intentar retirar cualquier contenido a través de Google puede ser un proceso lento. Por eso es buena idea como primera opción contactar directamente con el responsable de la web de la que deseas retirar la información. Si tu queja es justificada, la mayoría de webmasters no tendrán problema en retirar el contenido problemático.

Si nada de lo anterior funciona solo puedes acudir a un abogado. Recomendamos que consultes a uno especializado en internet y nuevas tecnologías.

Ahora que sabes cómo eliminar información de internet esperamos que no tengas que recurrir a ello.