La base del éxito de una clínica depende de su capacidad para fidelizar a sus clientes. Te mostramos algunas técnicas de fidelización que te serán muy útiles para ganarte la lealtad de todos los pacientes que pasen por tu clínica.

Formas de fidelizar a tus clientes

1 Ofrecer un buen trato. Esto es fundamental, porque por muy baratos que sean tus servicios nadie volverá a la clínica si se sienten mal tratados. Que todo el personal trate con una sonrisa al cliente e intenten crear un ambiente familiar para que se sienta lo más a gusto posible.

2 Recompensa la fidelidad. Puedes ofrecer descuentos a los clientes recurrentes, regalos, servicios gratuitos… Lo que te imagines.

3 Mantén la comunicación. Una buena forma de establecer un vínculo con el cliente es pedirles el correo para enviarles de forma periódica información sobre la clínica, como novedades y promociones. Pero cuidado con abusar del mailing porque puedes causar el efecto contrario.

4 Llama a tus pacientes por su nombre. Este es un truco simple pero efectivo. Por causas psicológicas a la gente le gusta que le llamen por el nombre. Hace que se sientan más apreciados que si escuchan un “señor” o “señora”

5 Contribuye a la comunidad. ¿Por qué crees que las tiendas de barrio siguen teniendo éxito? Porque son vistas como parte del barrio y los vecinos tienen a “protegerla”. Tú también puedes convertirte en la “clínica del barrio”. Tal vez patrocinando las fiestas del barrio, contribuyendo a la iluminación navideña y en general contribuyendo a cualquier iniciativa que parta de los vecinos.

6 Se puntual. Una de las cosas que más exaspera a los pacientes de una clínica son las largas esperas. Si un paciente tiene cita para las 6 y no le atiendes hasta las 6  y media posiblemente no volverá a aparecer por allí.Organiza tu agenda de tal modo que puedas recibir a todos tus pacientes a la hora indicada.

Y si no puedes evitar hacer espera a alguien, por lo menos discúlpate luego y que en la sala de espera haya lecturas adecuadas para entretenerse.

7 Desactiva a los clientes insatisfechos. Normalmente no podrás hacer que un cliente insatisfecho vuelva, pero si puedes evitar que hable mal de ti y dañe tu reputación. Para ello, presenta tus excusas por no haber estado a la altura de sus expectativas. Incluso puedes mandar un cuestionario para preguntar como podrías mejorar tus servicios.

Pon en marcha estas estrategias de fidelización de clientes y cuéntanos que resultados consigues. Esperamos tus comentarios.