A la gente no suelen gustarle los hospitales y es normal. Pero está bien que los pacientes sepan algunas cosas sobre estos sitios. Aquí vamos a contar 6 secretos de los hospitales que no todo el mundo conoce.

Secretos de los hospitales

Los hospitales universitarios pueden ser mejores

Para los procedimientos quirúrgicos complejos es mejor acudir a los hospitales universitarios, que suelen estar a la vanguardia de la investigación en salud. Los estudiantes de medicina y residentes hacen muchas preguntas, proporcionando más ojos y oídos para prestar atención y evitar errores. Las operaciones en hospitales universitarios tienen menores tasas de complicaciones y mejores resultados.

Vale la pena buscar el sitio dónde hacer rehabilitación

Si un paciente necesita rehabilitación se le recomienda ir a un centro don experiencia en su condición. Por ejemplo, se sabe que las instalaciones de rehabilitación que manejan más de dos docenas de fracturas de cadera al año tienen más del doble de probabilidades de cumplir con éxito la  rehabilitación de cadera de personas de la tercera edad.

En los hospitales se esteriliza todo

Las superbacterias viven en todas partes y pueden viajar. Incluso si el médico se lavó las manos puede transferir fácilmente un germen peligroso de la habitación de otra persona. Por eso es habitual usar lejía y toallitas con alcohol para limpiar barandillas de la cama, mandos a distancia, manijas de puertas, teléfonos, botones de llamada, y palancas de descarga del inodoro.

No hay que hablar a la enfermera cuándo esté trabajando

No hay que interrumpir a la enfermera cuando está preparando la medicación del paciente. Un estudio encontró que cuantas más veces se les distrae, mayor es la probabilidad de error. De hecho, cada interrupción se relacionó con un aumento del 12 por ciento en los errores.

Se hacen muchas pruebas

Según las estadísticas, del 15 a 30 % de todas las pruebas y procedimientos que se hacen, y de la medicación que se administra es innecesaria. Es en parte debido a la demanda del paciente, pero también porque muchas veces es necesario para conseguir un diagnóstico certero. Vale la pena si al final se soluciona el problema.

Los hospitales podrían desaparecer en un futuro

Al menos tal y como los conocemos. La tendencia es a que el paciente pase el mayor tiempo posible en su casa. Por eso la telemedicina trabaja para poder monitorizar a los pacientes a distancia y proporcionarles la posibilidad de consultar con su médico de forma online.