Suponemos que muchas veces te has preguntado si tus pacientes te ven como un buen profesional. ¿Cuáles son las cualidades de un buen médico? De acuerdo con los pacientes, estas son las cosas que importan:

Las 11 cualidades de un buen médico

Un buen médico: Respeta a las personas, sanas o enfermas, independientemente de lo que sean. Nunca juzga ni censura a sus pacientes.

Un buen médico: Apoya a los pacientes y a sus seres queridos cuando y donde lo necesitan, evaluando cada situación cuidadosamente. La empatía es una de las cualidades más valoradas por un paciente.

Un buen médico: Promueve la salud, así como el tratamiento de la enfermedad, participando en campañas de concienciación.

Un buen médico: habla de forma directa, sin tratar de esconder la verdad al paciente, utilizando un lenguaje sencillo que cualquiera pueda entender (esto significa no distraerse en tecnicismos).

Un buen médico: Abraza el poder de las tecnologías de información y comunicación para apoyar a las personas proporcionándoles la mejor información disponible, respetando sus valores y preferencias individuales.

Un buen médico: Siempre hace las preguntas de forma educada, dejando que la gente hable y escuche con cuidado.

Un buen médico: Da asesoramiento imparcial y permiten que el paciente participe activamente en todas las decisiones relacionadas con su atención médica y salud.

Un buen médico: Utiliza las pruebas como una herramienta, no como un factor determinante de la práctica. No les importa repetir una prueba si es para descartar cualquier posibilidad.

Un buen médico: Humildemente acepta la muerte como una parte importante de la vida; y ayudan a la gente a tomar las mejores disposiciones posibles cuando la muerte está cerca

Un buen médico: Trabaja en cooperación con otros miembros del equipo de salud siempre buscando lo mejor para el paciente.

Un buen médico: Es defensor proactivo para sus pacientes, mentor para otros profesionales de la salud, y está listos para aprender de los demás, independientemente de su edad, papel, o estado

Un buen médico: Tiene una vida equilibrada y cuidan de sí mismos tanto como de sus familias. A un paciente pocas cosas le generan peor impresión que un médico con mal aspecto, porque piensan, “¿si no es capaz de cuidar de sí mismo como va a poder cuidar de los demás?”.

¿Qué opinas de estas cualidades de un buen médico? ¿Echas alguna en falta? Comparte tu opinión en los comentarios.