La de enfermera es una de las profesiones más reconfortantes que existen. ¿Qué mejor que trabajar ayudando a la gente? Sin embargo, es una actividad no apta para todo el mundo. Según los expertos, estas son las cualidades de una enfermera para ser buen profesional.

 Cualidades de una enfermera

#1 Habilidades de comunicación

Las habilidades de comunicación sólidas son un fundamento básico para cualquier carrera. Sin embargo, para las enfermeras, es uno de los aspectos más importantes del trabajo. Una gran enfermera tiene excelentes habilidades de comunicación, sobre todo cuando se trata de hablar y escuchar.

#2 Estabilidad emocional

La enfermería es un trabajo estresante en la que hay que hacer frente a situaciones difíciles. La capacidad de aceptar el sufrimiento y la muerte sin dejar que afecte a su desempeño profesional es una cualidad crucial en una enfermera.

#3 Empatía

Las grandes enfermeras sienten una gran empatía por el dolor y el sufrimiento de los pacientes. Estas profesionales son capaces de sentir compasión por los demás y preocuparse porque estén lo más cómodos posibles.

#4 Flexibilidad

Una enfermera debe ser flexible en cuanto a las horas de trabajo y responsabilidades. Las enfermeras, al igual que los médicos, a menudo tienen que hacer horas extra trabajando incluso noches y fines de semana. Es algo a lo que hay que acostumbrarse.

#5 Atención al detalle

Cada paso en el campo de la medicina puede tener consecuencias de largo alcance en la salud del paciente. Por eso una enfermera debe prestar atención al detalle y cuidarse de no saltarse los pasos o cometer errores.

#6 Habilidades interpersonales

Las enfermeras son el vínculo entre los médicos y sus pacientes. Así que deben tener buenas habilidades interpersonales para lidiar con ambos, equilibrando las necesidades de cada uno de ellos.

#7 Resistencia física

Estar de pie durante largos periodos de tiempo, mover a pacientes, trasladar material… Son algunas de las tareas propias del día a día de una enfermera. Todas ellas requieren estar en buena forma.

#8 Habilidades para resolver problemas

Los mejores problemas son los que pueden resolverse antes incluso de que se presenten. Una enfermera debe tener las habilidades necesarias para resolverlos y, mejor aún, anticiparlos para evitar situaciones difíciles.

#9 Respuesta rápida

Muy a menudo, el trabajo de cuidado de la salud es simplemente la respuesta a incidencias repentinas, y las enfermeras siempre han de estar preparadas para lo inesperado. Mantener la cabeza fría en una crisis es una gran cualidad.

#10 Respeto

La relación enfermera-paciente se basa en unos cuántos pilares básicos, uno de ellos es el respeto. La enfermera tiene que ser por supuesto respetuosa ser con la gente a la que atiende, pero también con el resto de sus compañeros.

¿Cuántas de estas cualidades de una enfermera reconoces en ti? Los comentarios están abiertos.