Existe un creciente consenso de que el impacto de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en los sistemas de salud podría ser sustancial o incluso revolucionario. Son ya muchos los estudios que se han realizado sobre las TIC en el sector salud, aunque sus beneficios no siempre son bien conocidos por la opinión pública.

Al igual que cualquier otra industria, el sector sanitario se esfuerza por reducir los costes y aumentar la productividad. Esto tiene a su vez puso los profesionales sanitarios bajo presión para encontrar las combinaciones más eficaces de las nuevas tecnologías para lograr esa mejora.

Los ejemplos de las TIC en el sector salud

Cuando se habla sobre la influencia de las TIC en el sector salud solemos pensar en sofisticados sistemas de radiología. Sin embargo, la realidad puede ser mucho más cotidiana.

Por ejemplo. Uno de los subproductos de envejecimiento de la población es un aumento en el tratamiento de la enfermedad crónica. Por su propia naturaleza, las enfermedades crónicas son costosas de tratar al mismo tiempo que suponen una carga de tiempo para el paciente y para el sistema sanitario.

Para combatir esto, los proveedores de salud están usando la tecnología para ayudar a resolver parte del problema a través del uso de los servicios de tele salud. Los servicios de tele salud amplían la gama que la asistencia sanitaria puede ser entregado al tiempo que reduce la necesidad de los médicos para viajar que aumenta la eficiencia y la productividad.

Un ejemplo cotidiano de tele salud puede ser internet como medio para que los pacientes puedan plantear sus dudas a médicos titulados y recibir una respuesta rápidamente sin tener que pasar por consulta.

La situación anterior sería una muestra básica de lo que se conoce como consulta. Así, gracias a las TIC se puede realizar un diagnóstico básico sin obligar al paciente a acudir a la consulta.

Pero internet no solo ayuda a los pacientes a ser diagnosticados más cómodamente y conseguir información de calidad. Los profesionales también tienen esa oportunidad. Existen vasta fuentes de información disponibles en la red para médicos y otros agentes sanitarios. Además, gracias también a la red, estos profesionales pueden intercambiar información y experiencias entre sí.

El personal médico en todo el mundo tiene muchas oportunidades para actualizar sus habilidades a través de iniciativas de asesoramiento y formación basados en Internet. Son solo unos pocos ejemplos del uso de las TIC en el sector salud.