La medicina deportiva es una especialidad médica que se centra en los trastornos y los cuidados sanitarios de personas que se dedican profesionalmente a la práctica deportiva. 

Los deportes profesionales llevan al límite al organismo de los deportistas, por eso es muy importante que la medicina deportiva se ocupe tanto de llevar a cabo tratamientos preventivos, como de desarrollar tratamientos que puedan curar lesiones de forma eficaz. 

La medicina deportiva no es exclusiva del deporte profesional, cualquier persona que practique deporte regularmente se va a beneficiar del desarrollo de esta rama de la medicina, por tanto es recomendable conocer sus principios básicos, incluso si no practicamos deporte de forma profesional.

La actividad sanitaria de la medicina deportiva

En las últimas décadas, la medicina deportiva se ha desarrollado exponencialmente, ofreciendo tratamientos en base a las particularidades de cada deporte. 

Como apuntamos anteriormente, la medicina deportiva se centra en la recuperación y la prevención de lesiones que se producen como consecuencia de hacer deporte, por tanto, es importante que los principios generales de la medicina deportiva, se adecúen a cada práctica.

En términos generales, las lesiones más comunes en deportistas son las siguientes:

  • Torceduras y distensiones: En este caso, tanto torceduras como distensiones son tan comunes en profesionales, como en aficionados. La torcedura de una articulación, sin llegar a la fractura, y las distensiones, por ejemplo en ligamentos, se pueden prevenir con calentamiento y en todo caso, se pueden recuperar en pocas semanas en caso de producirse.
  • Lesiones de rodilla: La rodilla es una de las zonas que tienen más posibilidades de lesionarse en base a diferentes prácticas deportivas. Las articulaciones son siempre zonas de riesgo, en el caso de la rodilla, se trata además de una zona que utilizamos en muchas prácticas deportivas. 
  • Inflamación muscular: Las inflamaciones musculares son también comunes. En muchos casos la causa no tiene su origen en un golpe o en una torcedura, sino en un movimiento que se repite, y que va a derivar en una lesión. 
  • Traumatismos en el tendón de Aquiles: Existen muchos deportes que exigen una participación activa de los tendones de Aquiles, por ejemplo el baloncesto y las prácticas atléticas relacionadas con los saltos. Preparar este tendón antes de competir es fundamental.   
  • Lesiones del manguito rotatorio del hombro: Si hablamos de articulaciones, también debemos referirnos al hombro y a la zona que permite la rotación de esta articulación. Deportes como los lanzamientos de atletismo suelen generar lesiones de este tipo, ya sea por la repetición del movimiento, por un gesto forzado, golpes, etc.  
  • Fracturas: La fractura es una de las lesiones más graves tanto para deportistas profesionales, como para aficionados. En estos casos será importante inmovilizar la zona y llevar a cabo un período de descanso. 

La práctica profesional de medicina deportiva en España

La medicina deportiva en nuestro país implica diferentes aspectos, que no solo se corresponden a las características específicas de cada deporte, además incluye la prevención y el tratamiento de lesiones deportivas.

La traumatología del deporte, por ejemplo, se dedica a la recuperación de lesiones relacionadas con golpes y lesiones por contacto. En deportes de equipo como el fútbol, los traumatólogos permiten acortar los tiempos de recuperación y evitar dolencias crónicas.

La nutrición en la actividad física también se considera parte de la medicina deportiva. En la actualidad, sabemos de la importancia que tiene la nutrición de cara a la práctica deportiva, por eso los deportistas profesionales suelen incluir planes de nutrición en su rutina de preparación. 

La psicología también forma parte del entorno que conocemos como medicina deportiva. A pesar de no ser una práctica sanitaria como tal, cada vez somos más conscientes de que el deportista necesita un apoyo psicológico intenso, por eso los profesionales psicológicos cada vez están más presentes en el deporte de alto nivel. 

El uso de la tecnología en medicina deportiva

Cada vez es más común incluir el uso de tecnología en el deporte de élite, en el caso de la medicina deportiva su uso se ha extendido, y ya es habitual que toda la información de los tratamientos esté digitalizada.

La posibilidad de obtener datos sanitarios mientras se está desarrollando la competición también ha supuesto una revolución en la medicina deportiva. Estadísticas como el ritmo cardíaco, la velocidad punta o la distancia recorrida son solo algunos datos que podemos conocer, mediante el uso de la tecnología, además es posible llevar a cabo acciones preventivas, que protejan al deportista mediante la aplicación de metodologías digitales.

En Clinic Cloud hemos desarrollado un software médico adaptable a clínicas deportivas, que buscan un software personalizado. Si buscas un programa médico capaz de ofrecerte soluciones a medida, Clinic Cloud supone una solución adecuada, que te permite llevar a cabo seguimientos y tratamientos deportivos, en base a las cualidades de cada paciente.