Oct 24, 2022 12:00:00 AM

Qué es la psicología clínica y cuáles son sus objetivos

¿Qué es la psicología clínica?, para encontrar una respuesta satisfactoria es imprescindible conocer en profundidad su desarrollo y aplicación, a continuación, vamos a analizar todos los aspectos clave de la psicología clínica, y la aplicación actual de la tecnología en espacios clínicos orientados a la atención psicológica, mediante un software para consultorio psicológico.  

¿Qué es la psicología clínica?   

La psicología clínica es la rama de la psicología encargada del estudio, el tratamiento y en último término, la prevención de trastornos psicológicos en pacientes. El objetivo principal de la psicología clínica se basa en detectar trastornos de carácter psicológico y determinar soluciones adecuadas, mediante tratamientos clínicos. 

Por tanto, cuando nos planteamos qué es la psicología clínica, debemos referirnos a la parte práctica de la psicología, pero también al trabajo previo de investigación, que permiten detectar soluciones específicas para cada trastorno. 

Las enfermedades comunes que combate la psicología clínica

La psicología clínica trata de sistematizar el tratamiento de todos los trastornos psicológicos. En este sentido, la investigación se puede referir a trastornos somáticos, psíquicos y conductuales.

Actualmente el campo de investigación es muy amplio, la psicología clínica trata de abarcar tanto los problemas clásicos, como nuevos trastornos que bien han estado latentes, o bien han aparecido derivados de las costumbres actuales. Entre las enfermedades comunes en las que se centra la psicología clínica, destacamos las siguientes. 

  • Ansiedad: La ansiedad es uno de los trastornos más comunes, aparece mediante un estado emocional inadecuado, que provoca a su vez cambios somáticos y psíquicos. Mediante una terapia apropiada, se puede combatir la ansiedad eficazmente y de manera permanente. 
  • Depresión: Los trastornos depresivos también son un campo de acción principal para la psicología clínica. Desmotivación, alteraciones emocionales, dificultades cognitivas o físicas y conductas particulares son algunos de los síntomas que podemos combatir mediante procesos clínicos orientados al tratamiento contra la depresión.   
  • Abuso de alcohol y otras sustancias: En ocasiones, la psicología clínica ofrece soluciones ante situaciones relacionadas con conductas adictivas. El abuso de alcohol y drogas, así como los posteriores procesos de recuperación, se pueden tratar mediante tratamientos clínicos muy eficaces.
  • Déficit de atención e hiperactividad. El TDAH puede aparecer a cualquier edad, y por tanto es posible desarrollar un tratamiento orientado tanto a niños y niñas, como a personas adultas. 
  • Trastornos del sueño: La psicología clínica también se ocupa de analizar la aparición de causas que provocan una dificultad para descansar durante las horas nocturnas. Este tipo de trastorno se puede tratar mediante terapia.
  • Trastorno bipolar: La psicología clínica permite tratar la bipolaridad y los cambios emocionales bruscos en todo tipo de personas. En este caso es importante conocer los factores de riesgo y los antecedentes familiares.
  • Esquizofrenia: Los pacientes aquejados de episodios de esquizofrenia, también cuentan con recursos clínicos centrados en la psicología. Actualmente existen diferentes métodos terapéuticos, que permiten mejorar las condiciones de personas que sufren casos de esquizofrenia.         
  • Trastornos de la alimentación: Anorexia, bulimia o trastornos psicológicos que derivan en sobrepeso también pueden ser tratados por especialistas en psicología clínica.
  • Fobias: Las fobias son muy comunes, algunas son inocuas, en otros casos se trata de miedos o rechazos incapacitantes. La psicología clínica trata de catalogar todas las fobias existentes, y aportar soluciones adecuadas en cada caso. 
  • Trastornos de personalidad: Se trata de un concepto muy amplio, que agrupa diferentes trastornos caracterizados por ofrecer patrones de conducta inadaptativa duraderos.
  • Trastorno del espectro autista: Incluye diferentes trastornos relacionados con las dificultades para la comunicación y la interacción social, así como la repetición de ciertos patrones. 

 

Estas son algunas de las patologías de las que se ocupa la psicología clínica, mediante labores de investigación y aplicación en terapia conseguimos que la labor de los profesionales consiga resultados prácticos en pacientes.

Cómo actúa la terapia desarrollada por un psicólogo clínico

Como hemos indicado anteriormente, el objetivo de la actividad psicológica clínica es establecer una serie de procesos que desemboquen en la mejora evidente del paciente. Para que el resultado de una terapia sea efectivo, es imprescindible seguir el siguiente proceso.   

  1. Evaluación psicológica: El primer paso se basa en un exhaustivo análisis del caso clínico que presenta el paciente. La evaluación previa es muy importante y nos va a permitir establecer el proceso posterior. Determinar cómo actúan las emociones, los pensamientos, las conductas y los factores ambientales será decisivo para la terapia. 
  2. Diagnóstico: Una vez completado el proceso de análisis, procedemos a establecer un diagnóstico en el que identifiquemos el trastorno de forma específica, las posibles causas y las líneas generales del tratamiento posterior.   
  3. Intervención: En esta fase comenzamos el tratamiento. La psicología clínica permite aplicar diferentes métodos adaptativos, en base a las particularidades de cada caso. 
  4. Prevención: Las labores de los psicólogos clínicos también implican un trabajo de prevención, tanto de carácter particular como general. El objetivo es establecer rutinas que ayuden a prevenir la aparición de trastornos que pueden ser nuevos o ya superados.   
  5. Investigación: En último término, las conclusiones de la terapia pueden ser útiles de cara a la investigación de casos similares. La psicología clínica busca una mejora continua en todo lo relacionado con la detección y la solución de trastornos mentales, por tanto la labor de investigación es fundamental.  

Especialidades derivadas de la psicología clínica

Cuando hablamos acerca de qué es la psicología clínica, en ocasiones caemos en el error de analizar este tipo de terapia como un solo proceso, aplicable de manera general a muchas circunstancias, sin embargo, es importante destacar que la psicología clínica se subdivide en numerosas ramas, que dan como resultado un amplio espacio de acción ante numerosos trastornos psicológicos.

Las especialidades derivadas de la psicología clínica principal no son un espacio cerrado, continuamente se amplían las secciones en las que la psicología práctica desempeña sus funciones, con el objetivo de desarrollar soluciones adaptadas a cada paciente. La psicología social, la psicología familiar o de pareja, la psicoterapia, la psicología infantil, la rehabilitación neuropsicológica o la psicología comunitaria, son solo algunas de las funciones desarrolladas a partir de la rama principal.

Existen psicólogos clínicos generales, y psicólogos especializados en áreas concretas de la psicología clínica. El diagnóstico será clave para determinar qué tipo de profesional puede establecer una solución adecuada, en base a las características de cada caso. 

¿Cuándo debo contactar con un psicólogo clínico?

Esta es una de las preguntas más habituales, cuando percibimos los primeros síntomas de lo que puede ser un trastorno psicológico. Lo más recomendable es contactar con un profesional clínico lo antes posible, aunque en muchos casos recurrimos a ayuda cuando los síntomas empiezan a ser incapacitantes. 

Uno de los aspectos en los que insistimos los psicólogos clínicos es en la necesidad de acudir a un profesional de inmediato. Ninguna situación es irreversible, pero si establecemos una solución rápida, vamos a evitar pasar por situaciones que pueden suponer un perjuicio para nuestro bienestar.

También es importante en este sentido diferenciar la labor del psicólogo clínico respecto a la del psiquiatra. Un psiquiatra está capacitado para recetar psicofármacos, por tanto, las condiciones que presente el paciente también serán decisivas para determinar si el tratamiento se va a desarrollar bajo la supervisión de un psicólogo clínico, o si va a ser un psiquiatra quien se encargue de la terapia. 

Clinic Cloud, software para la psicología clínica

Clinic Cloud dispone de un software clínico específico para especialistas en psicología y psiquiatría. La digitalización de clínicas no solo evita la necesidad de disponer de espacio físico para el almacenaje de expedientes, además permite el acceso inmediato al historial clínico de pacientes y mejora la calidad asistencial y la seguridad de los datos privados de los pacientes. 

Los historiales digitales no tienen límite de contenido, además, con Clinic Cloud dispones de un archivo personal para cada paciente, con funciones orientadas a la práctica psicológica y psiquiátrica.

Clinic Cloud también incluye funciones que van más allá de la propia gestión referida al paciente. Las agenda personales y compartidas permiten digitalizar la actividad particular y común de todos los trabajadores del centro, estableciendo alarmas automáticas siempre que sea necesario. 

Las funciones de finanzas y administración también permiten disponer de un módulo orientado a la gestión económica. Puedes acceder desde a funciones avanzadas de caja y gestoría, hasta un módulo de presupuestos, que te permite elaborar previsiones económicas personalizadas.

El control de stock, la posibilidad de elaborar campañas de márketing y el soporte permanente son otras de las opciones a las que puedes acceder mediante el software de psicología de Clinic Cloud.