Dec 1, 2014 12:00:00 AM

Sistemas de Información Sanitaria y Tecnologías de la Información

A partir del año 2008 se dispara el gasto sanitario por el crecimiento de la población dependiente, a la vez que los presupuestos disminuyen debido a la crisis económica, lo que ha llevado a una crisis del actual modelo sanitario y la implementación de sistemas de información sanitaria para aumentar la eficacia de la gestión. Ahora mismo nos encontramos dos tendencias en la sanidad mundial. Por un lado países como EE.UU tienden a la humanización de la sanidad, mientras que en otros como España está empezando la liberalización del sistema.

Sea  como fuere, algunas claves del nuevo modelo sanitario deberán ser la prevención, potenciar la atención medica en casa  y alcanzar la interoperabilidad del sistema. Dentro de este último punto se encuadran los esfuerzos por conseguir la estandarización de la historia clínica electrónica.

Sistemas de Información Sanitaria: la Historia Clínica Electrónica

Uno de los mayores exponentes de los sistemas de información sanitaria es la Historia Clínica Electrónica. La historia clínica electrónica (HCE) está formada por todos aquellos conjuntos de datos clínicos que recogen la información relevante para la atención sanitaria y que, al mismo tiempo, aportan al ciudadano niveles adecuados de calidad en la asistencia fuera de su entorno geográfico habitual.

En nuestro país la HCE se implanta por primera vez en Andalucía. En 2005 el gobierno de España puso en marcha las prescripciones electrónicas que han supuesto una reducción del 15% en visitas a los médicos de Atención Primaria en las comunidades donde se utilizan. En 2010 ya más del 95% de los médicos de atención `primaria recurrieron a la HCE. Cada comunidad autónoma está haciendo esfuerzos, en mayor o menor medida, para implantar la HCE mientras que el gobierno central intenta garantizar la interoperabilidad a través del Programa Sanidad en Línea. Con estas acciones España ocupa una posición de liderazgo internacional en HCE.

La principal clave del gasto sanitario es la cronificación de enfermedades. Este es un hecho relativamente nuevo, puesto que antes muchas de las enfermedades que ahora son crónicas antes eran directamente mortales. El uso de la telemedicina ha llevado a un ahorro del 20 al 40% en atención a crónicos respecto al tratamiento tradicional.

La falta de financiación pública está llevando a que cada vez más hospitales están adoptando el modelo PPP (Public-Private Partnetship) de colaboración entre el sector público y privado. Este modelo se basa en el dialogo competitivo, en el que en que una Administración Pública encarga a una entidad privada que se haga cargo de uno o varios de los servicios ofrecidos por un hospital. El contrato de colaboración público-privado que surgió en 2005 busca proporcionar una mayor flexibilidad y rigor.

Por tanto, el sector sanitario está inmerso en un proceso de incorporación de las TIC y los sistemas de información sanitaria para la mejora de la gestión y eficiencia de la atención sanitaria. Es de prever que el volumen  de negocio de las TIC en sanidad siga creciendo.