Una de las grandes preocupaciones de aquellos que necesitan ir al dentista es saber superar el miedo que tienen muchos de los pacientes a sentarse en la temida butaca de la clínica dental.

No te preocupes por ello, es algo muy extendido: en Reino Unido, una de cada cuatro personas teme visitar al dentista debido a esa fobia que afecta no solo a los niños y que hace que muchas personas eviten acudir a la clínica dental durante años.

La fobia al dentista es algo contra lo que luchan muchos especialistas de este campo y hace que muchos de éstos traten de eliminar esa imagen general que se tiene sobre ellos para atraer a sus centros a la gente más miedosa.

Fobia al dentista: la Odontofobia

Seguro que pocas veces te habías parado a pensar si este temor habría acuñado ya un término que le defina. En algo que está tan extendido, lo normal es que sí exista esa expresión; en este caso, podemos hablar de la odontofobia.

Para superarla, existe una terapia cognitivo conductual (TCC), que es un proceso a corto plazo, con una duración por lo general de entre seis y diez sesiones, que trata una variedad de problemas y trastornos psicológicos relacionados con la ansiedad.

Se ha demostrado que con este tratamiento se ha cosechado mucho éxito en la reducción de la ansiedad dental y el aumento de la asistencia a centros dentales

Miedo al dentista y anestesia

Se trata de uno de los elementos inherentes a la actividad odontológica que provoca tanto recelo en el público más temeroso. Además, la anestesia y el temor a ella se extiende a otros campos clínicos por lo que genera este producto y la incertidumbre de qué pasará durante la actividad que va a requerir de los atributos de la sedación.

El principal motivo para este temor, según la mayoría de pacientes con este problema, es que un error humano pueda desencadenar algún tipo de daño en la boca.

Además, se ha demostrado en diversos estudios que existe cierto carácter hereditario en este miedo al dentista, con una transmisión genética y una presencia del mismo en el ADN de algunas personas.

Consejos para superar el miedo al dentista

Por tanto, es conveniente tratar de superar este miedo para asegurar una salud dental y bucal óptima.

Algunas de las recomendaciones para tratarlo son las siguientes:

  • Escoge una cita a primera hora: así no darás tiempo a tu mente para pensar en ello y generar más ansiedad previa.
  • Trata de no llegar antes de tiempo: el permanecer demasiado tiempo en la sala de espera contribuye a un mayor estrés por percibir sonidos u olores que no te gusten.
  • Acuerda una señal con el especialista: es importante tener una señal gestual que tu doctor conozca para saber si te sientes incómodo en alguna parte de la actividad que desempeñe.
  • La música relajante ayuda: puedes llevarte unos auriculares para escuchar este tipo de música y así relajarte y distraerte durante la tarea del dentista.
  • Elige una tarea suave para tu primera cita al dentista: cuando cambies de clínica, es recomendable que llames para una actividad “light” como una limpieza para así conocer bien los profesionales y las instalaciones antes de adentrarte en otro tratamiento más profundo que pueda contribuir a generarte esa ansiedad.

Estos son solo algunos de los consejos para tratar de superar al miedo al dentista. Ahora es el momento de aplicarlos para que la visita al doctor dental no lo aprecies como una tortura.