Todos los especialistas en medicina coinciden en que el destino de la medicina es la medicina a distancia. Este nuevo concepto de medicina busca revolucionar la forma en la que los pacientes son capaces de interactuar con todo el sistema de atención de salud.

¿Por qué medicina a distancia?

Hay ciertas necesidades que el sistema de atención de salud debe comenzar a responder. Entre ellos se encuentran el aumento de los costos de la atención médica; el deseo (en muchos casos demanda) de los pacientes y sus familias para tener mayor atención de sus proveedores de atención médica; la cronificación de muchas enfermedades (y el consecuente aumento en el número de pacientes crónicos que necesitan atención); y la escasez actual de profesionales de la salud. La medicina a distancia es una de las tecnologías clave para abordar cada una de estas necesidades de atención médica en un futuro cercano. ¿Cómo? Reduciendo costes y optimizando el volumen de recursos.

Ejemplo de medicina a distancia

Vamos a ver un ejemplo real de medicina a distancia para que se puedan apreciar mejor sus beneficios.

Un paciente vio a su médico de atención primaria en el ambulatorio preocupado por una tos persistente.  El médico le manda a una tomografía computarizada en el hospital. A continuación, tuvo que desplazarse a un hospital de otra ciudad para someterse a una biopsia. Se completó el informe de patología de cáncer de pulmón en otra institución. Luego fue enviado a visitar a un cirujano torácico a dos horas de distancia, quien lo envió para una exploración PET. Como el cirujano no estaba disponible para una visita de seguimiento, el paciente va a un centro oncológico importante a cuatro horas de su casa. Pero para esta visita se le dijo que tenía que traer toda la información de su historial

Para ello tuvo que visitar cada uno de los sitios donde había estado. Pero esto no debería haber sido necesario ya que todos los datos de sus exploraciones y patología ya estaban en una forma digital y podrían haber sido enviados por internet.

Con la medicina a distancia, toda la información del paciente estaría almacenada de forma segura en la nube, desde donde podría ser consultada por cualquier profesional sanitario que lo necesitase (sin tener que perder el tiempo en trámites burocráticos). Además, parte del seguimiento del paciente se podría hacer a través de videoconferencia, algo que le ahorraría mucho tiempo en desplazamientos.