La inmediatez que nos ofrece internet y el retraso con el que en muchas ocasiones se encuentra quien necesita acudir a un especialista médico han propiciado un gran auge de las consultas médicas online. Por ejemplo, la búsqueda en Google de médico virtual gratis ofrece ya casi 500.000 resultados.

Tipos de médicos virtuales gratis

Un médico virtual es una inteligencia artificial disponible en una página web que, a través de una batería de preguntas al usuario ofrecen un diagnóstico más o menos específico (y más o menos acertado). Un médico virtual gratis de ese estilo es el qué encontramos en es.familydoctor.org/familydoctor/es/health-tools/search-by-symptom.html tenemos el usuario selecciona el síntoma más característico de lo que le ocurre y a partir de ahí comienza un recorrido por una lista de preguntas de “sí o no” que van guiando hacia un diagnostico en función de las respuestas que se den. Por ejemplo, si se selecciona como principal síntoma es la tos, la primera pregunta es si la tos comenzó recientemente. Si la respuesta es “no”, la siguiente pregunta es ¿Siente mucha dificultad para respirar y está expectorando una secreción espumosa y de color rosa (rosado)?. En caso de responder afirmativamente el médico virtual indica que los síntomas pueden corresponder a un edema pulmonar y, tras explicar brevemente en qué consiste, invita al usuario a acudir rápidamente a urgencias.

No se puede hablar estrictamente de médico virtual cuando existe un médico de verdad respondiendo a las consultas de los internautas, ya sea offline (el usuario realiza su consulta y recibe una respuesta algún tiempo después) u online (el médico contesta las consultas en tiempo real, como en un chat).

Ventajas y desventajas del médico  virtual gratis y otras formas de consulta médica online

Las principales ventajas que encuentra la gente en recurrir a un médico virtual gratis son: primero que, valga la redundancia, es gratis y en muchos sitios la asistencia médica no lo es (pensemos en países como EE.UU dónde se necesita un seguro médico), y segundo, algo que también se ha mencionado antes, la inmediatez. Cuando alguien se siente enfermo o cree que le pasa algo, quiere saber cuánto antes que puede ser y no esperar a tener cita con un médico (que en el peor de los casos puede tardar varios días). En eso radica el éxito del concepto de médico virtual.

Pero existe una desventaja importante y es que el diagnostico online (y menos si está realizado por una inteligencia artificial) aún no es tan fiable como el diagnóstico en persona. Por eso las páginas que ofrecen un médico virtual gratis se encargan de dejar claro que su diagnóstico en ningún caso reemplaza al diagnóstico médico, más bien orienta o complementa.

¿Cómo podemos solventar ésta desventaja?, las vídeo-consultas realizadas por profesionales sanitarios especializados consiguen romper ésta barrera virtual, el trato personal y específico, hace que el profesional pueda obtener más información sintomática en comparación con un médico virtual automatizado con unas respuestas estándar. Los profesionales sanitarios han evolucionado en el ámbito tecnológico, ya que hoy en día utilizan software específicos que les permiten realizar dicha labor, como es el caso del software de gestión clínica online Clinic Cloud, el cual le permite a los profesionales sanitarios gestionar desde la historia clínica del paciente, las recetas, facturación y hasta en este caso, las vídeo-consultas con los pacientes.