Alguna vez has pensado en la cantidad de beneficios de la tecnología en la salud. Nosotros sí. ¿Sabías que la tecnología médica ha reducido la estancia hospitalaria en un promedio de alrededor del 13%?

Las tecnologías médicas salvan vidas, mejoran nuestra salud y en muchos casos contribuyen a una sanidad sostenible. Estas tecnologías son desarrolladas y producidas por la industria MedTech? ¿Cuáles son las ventajas de la tecnología en la salud de los pacientes? Veamos algunos ejemplos.

Ventajas de la tecnología en salud

El uso de stents coronarios -tubos artificiales que mantienen las arterias abiertas-  En el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, han reducido a la mitad el número de los que mueren de ataques al corazón o que sufren insuficiencia cardíaca. Los pacientes con un desfibrilador cardioversor implantable (ICD por sus siglas en inglés) – un pequeño dispositivo implantado para las personas en riesgo de muerte súbita cardíaca – ahora tienen un 98% de posibilidades de sobrevivir a un paro cardiaco, en comparación con sólo el 5% de los que no llevan dicho dispositivo.

Las personas con diabetes tienen ahora acceso a tecnologías muy exactas de monitoreo de glucosa en sangre. Esto significa que pueden controlar su enfermedad de forma mucho más efectiva, reduciendo considerablemente el riesgo de sufrir complicaciones.

Las personas que se someten a procedimientos quirúrgicos también se benefician de los continuos avances en la tecnología médica. Las técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas que ahora se utilizan para tratar los aneurismas pueden significar un tiempo de recuperación de alrededor de cuatro semanas, una cifra muy pequeña en comparación con el más de un año para los procedimientos de más antigüedad. Otro ejemplo: el uso de la ablación endometrial, como alternativa a la histerectomía, tiene un tiempo de recuperación de sólo dos a cuatro días; mientras que otros procedimientos necesitan de seis a ocho semanas.

Igual de importante es el papel que juega la tecnología médica en permitir que las personas permanezcan independientes. Problemas tales como cataratas o artritis severa previamente habrían impedido que la gente llevase una vida normal. Sin embargo, los avances de la industria en el tratamiento de estas condiciones han ayudado a superar estos desafíos, reduciendo o  eliminando los obstáculos a la rehabilitación. Esto mejora significativamente la calidad de vida y autoestima para muchas personas.

Las ventajas de la tecnología en salud redundan principalmente en los pacientes, pero también en los médicos y el resto de profesionales sanitarios. Es el caso del nuevo software en la nube, que permite gestionar clínicas u hospitales de forma mucho más eficaz.