La tecnología mejora día a día y aparecen nuevas aplicaciones en diferentes campos del saber humano. Una de tantas áreas que está revolucionando las nuevas tecnologías es la salud. Los avances en la recopilación de información, la investigación, los tratamientos y las comunicaciones han dado a los médicos nuevas herramientas para trabajar con y nuevas formas de practicar la medicina. Hoy hablamos de las principales aplicaciones de la tecnología en la salud.

Aplicaciones de la tecnología en la salud

Tratamientos más efectivos e indoloros

Sin duda este es el principal beneficio que han traído las nuevas tecnologías a la salud: proporcionar nuevas máquinas, medicinas y tratamientos que salvan vidas y mejoran las posibilidades de recuperación de millones de personas.

Internet

No hace falta decir que cada vez más personas están usando el Internet para buscar información sobre sus problemas médicos (ya sean reales o sospechados). Esto significa no sólo buscar los síntomas, sino también la búsqueda de tratamientos y medicinas.

Aunque nunca es buena idea esquivar a los médicos y confiar ciegamente en lo que se lee en la red, internet ha hecho que los pacientes estén más capacitados para tomar decisiones informadas sobre su salud.

Por otro lado, con un smartphone los médicos pueden tener acceso a miles de páginas de libros de medicina.

Redes sociales

Seguimos en internet, porque los agentes sanitarios, en especial los hospitales, están utilizando los medios sociales para establecer contacto con los pacientes, responder a preguntas sobre sus prácticas o poner en marcha campañas de concienciación pública. Algunos sitios incluso ofrecen chats profesionales de la salud o envían recordatorios sobre citas médicas.

Mejor eficiencia en la atención del paciente

Las tecnologías de la información han hecho la atención al paciente más segura y fiable que antes. Las enfermeras y los médicos usan ordenadores o tablets para registrar la historia médica de un paciente y comprobar que se le está dando el tratamiento correcto, por ejemplo. Los resultados de las pruebas de laboratorio, los registros de signos vitales, y los pedidos de medicamentos se almacenan en una base de datos.

Estas bases de datos almacenan grandes cantidades de información que se utiliza para la investigación médica. Con una vasta historia clínica del paciente, los científicos pueden estudiar mejor las tendencias y las causas de las enfermedades, algo que sin duda traerá nuevos avances en el futuro.

¿Qué otras aplicaciones de la tecnología en la salud destacarías? Esperamos tus comentarios.