Cloud computing puede parecer un término informático avanzado, pero la mayoría de nosotros utilizan servicios de cloud computing a diario… Y es que cloud computing es un nuevo paradigma que consiste en ofrecer servicios de computación a través de Internet.

Un ejemplo de ello sería Gmail, servicio de correo electrónico que puedes usar sin instalar nada en tu ordenador, o las aplicaciones de almacenamiento en la nube. Clinic Cloud es otro buen ejemplo de software en la nube, diseñado para la gestión de clínicas. (Puedes probarlo de forma gratuita). ¿Para qué sirve y cómo funciona el cloud computing? Te lo mostramos.

¿Para qué sirve el Cloud computing?

En un sistema de computación en la nube, hay un cambio significativo en la carga de trabajo. El ordenador del usuario ya no tiene que hacer todo el trabajo pesado cuando se trata de ejecutar aplicaciones. La red de computadoras que componen la nube se encarga de ello en su lugar. Lo único que necesita el usuario para poder ejecutar es el software de interfaz del sistema de computación en la nube, que puede ser tan simple como un navegador web, y la red de la nube se ocupa del resto.

Esto tiene múltiples ventajas. No solo multiplica los recursos a los que puede acceder el usuario sino que le libran de otras engorrosas limitaciones, como tener que pagar una licencia de software para cada ordenador en el que quiera usar un programa.

Cómo funciona el Cloud computing

Cuando hablamos de cloud computing podemos diferenciar dos partes: frontend y backend, conectadas entre sí a través de una red (normalmente Internet). El frontend es la interfaz que ve el usuario mientras que el backend es la nube.

La interfaz incluye la computadora del cliente (o red informática) y la aplicación requerida para acceder al sistema de computación en la nube.

En la parte posterior del sistema o backend se encuentran los diversos ordenadores, servidores y sistemas de almacenamiento de datos que crean la “nube” de servicios informáticos. En teoría, un sistema de computación en la nube podría incluir prácticamente cualquier programa de informática que puedas imaginar, desde programas de procesamiento de datos hasta videojuegos en línea.

Un servidor central administra el sistema, supervisa el tráfico y las demandas del cliente para garantizar que todo funcione sin problemas. Sigue un conjunto de reglas llamadas protocolos y utiliza un tipo especial de software llamado middleware. El middleware permite que las computadoras en red se comuniquen entre sí.

Si quieres saber más sobre la nube en el siguiente post hacemos un breve repaso por su historia.