La exploración dental es un proceso con el que se analiza la salud bucodental de un paciente. Consta de dos partes, la inspección extraoral y la inspección intraoral.

En la exploración extraoral analizamos partes que están fuera de la boca, pero que pueden influir en la salud bucodental, la fase intraoral analiza tanto los tejidos internos de la boca como las piezas dentales.

Exploración extraoral

Una de las primeras cuestiones que tenemos en cuenta son las asimetrías faciales y los cambios de coloración en la piel que se hubieran podido producir en zonas cercanas a la boca. El estudio de perfil es especialmente relevante en personas con ortodoncias.

A continuación se lleva a cabo un examen en la zona submandibular y cuello, para detectar inflamaciones en estas zonas. También se realiza una palpación en la articulación Temporo-Mandibular, en la zona anexa a la entrada del oído.

Exploración intraoral

La exploración anterior nos permite descartar inflamaciones y otras dolencias reflejadas en zonas externas a la boca. Una vez realizadas, y si no se ha detectado ningún síntoma, se lleva a cabo la exploración intradental.

Las zonas que se analizan son los tejidos y las piezas dentales, de esta manera podemos determinar el estado de la salud bucodental del paciente.

En el momento de explorar los tejidos y las zonas extradentales, analizamos lengua, el suelo de la boca, paladar y mucosa labial. Es fundamental realizar un análisis clínico de estas partes de la boca, ya que muchas de las dolencias bucales más comunes se originan en estas zonas.

A continuación, llevamos a cabo un exhaustivo análisis e las piezas dentales, en lo que será la fase más importante de la exploración dental. Para comenzar, nos ayudaremos de una sonda de exploración, un espejo intraoral y una pinza acodada.

Mientras realizamos la exploración, nos ayudamos de un odontograma, en el que revisamos exploraciones anteriores y reflejamos las conclusiones de la exploración, pieza por pieza. Si fuera necesario, se pueden realizar pruebas complementarias como radiografías o biopsias.

Exploración dental con Clinic Cloud

En Clinic Cloud te damos la oportunidad de trabajar con un odontograma personalizado para cada uno de tus pacientes con nuestro software dental. Esta información queda guardada en la nube de manera confidencial.

Esta historia clínica dental es básica para poder conocer la evolución del paciente y del tratamiento establecido en anteriores consultas. Gracias a Clinic Cloud todos los diagnósticos relacionados con un paciente pueden ser evaluados y modificados en cualquier momento.