Según las últimas estadísticas en 2017 había 21.628 clínicas dentales en España, con una proporción de 1 dentista por cada 1.700 habitantes. Unas cifras elevadas que dan idea de que estamos ante un negocio floreciente. Por eso cada vez más odontólogos deciden poner su propia clínica en vez de trabajar en la de otros pero, ¿cuánto cuesta montar una clínica dental en España? Repasamos los principales gastos que se deben tener en cuentas a la hora de emprender tu propia consulta.

Cuánto cuesta abrir una clínica dental

Cuando alguien se plantea montar una clínica dental tiene dos grandes opciones:

  • Montar una clínica propia
  • Abrir una clínica de franquicia

El precio en ambos casos varía. Según las estadísticas la inversión para montar una clínica propia oscila entre los 150.000 y los 250.000 euros, mientras que en el caso de convertirse en franquiciado la inversión ronda los 350.000 euros. De ahí en adelante el límite es lo que te puedas permitir.

Como ves, es más barato abrir una clínica propia, pero siendo franquiciado cuentas con el apoyo de la franquicia y una imagen corporativa ya establecida, lo cual supone una ventaja.

Qué incluye el presupuesto para abrir un consultorio dental

Ya hemos visto el coste promedio de montar un consultorio dental en España. ¿Qué incluye esa inversión? A la hora de proyectar una clínica conviene tener claro en qué se va a ir el dinero de tu inversión inicial. Este es el desglose de gastos aparejado a la puesta en marcha de la clínica:

Local

Lo primero que se necesita es un local donde desarrollar la actividad. Puede ser un local comercial o tu propia vivienda (si cumple las condiciones para ello). Es posible que haya que hacer algún tipo de reforma, salvo que hablemos de un traspaso. En el caso de las franquicias, algunas exigen a los franquiciados que el local cumpla con una serie de características, por ejemplo un tamaño mínimo.

La ubicación es importante y determinará en gran medida el éxito de tu proyecto. Por ejemplo, un local céntrico siempre será más caro de alquilar pero como contraparte te permitirá llegar a una clientela mayor.

Material de clínica  y mobiliario

El material incluye el instrumental necesario para que el dentista puede desarrollar su actividad: instrumental, anestesia, guantes de látex, mascarillas y un largo etcétera.

El mobiliario que se necesita para que la clínica empiece a funcionar va desde el sillón de dentista hasta el mostrador de recepción. Las clínicas modernas apuestan por una decoración minimalista que transmita comodidad y permita que profesionales y pacientes se muevan con soltura.

Informática

Como cualquier negocio, la consulta del dentista necesita herramientas informáticas que faciliten su gestión: facturación, control de citas, almacenamiento de historiales clínicos… En resumen, necesita contar con un software de gestión dental. Por suerte este representa un gasto pequeño (menos de 60 euros al mes en el caso de Clinic Cloud), que bien podría ser visto como una inversión.

Trámites de apertura

Para la apertura de cualquier negocio en España hay que cumplir con una serie de trámites como la solicitud de licencia de apertura. En muchos casos estos trámites cuestan dinero. Algo que también hay que tener en cuenta para presupuestar el inicio de tu actividad. Lo mejor es ir informarse en el Ayuntamiento sobre todas las gestiones legales que hay que realizar.

Como ves, tener una clínica dental tiene sus costes. Si quieres llevarlos al día, mejor que cuentes con un buen software de gestión. Clinic Cloud no solo te permite un control absoluto sobre las cuentas de tu clínica, también agilizarás la gestión diaria pudiendo ahorrar tiempo y dinero. Pruébalo gratis durante 15 días.