Según las estadísticas, en 2021 había 22.4218 clínicas dentales en España, con una proporción de 1 dentista por cada 1.600 habitantes aproximadamente. Unas cifras elevadas que dan idea de que estamos ante un negocio con una demanda creciente. Por eso, cada vez más odontólogos deciden poner su propia clínica en vez de trabajar en la de otros pero, ¿cuánto cuesta montar una clínica dental en España? Repasamos los principales gastos que se deben tener en cuenta a la hora de emprender tu propio proyecto.

 

Cuánto cuesta abrir una clínica dental

Cuando alguien se plantea montar una clínica dental tiene dos opciones:

  • Montar una clínica propia
  • Abrir una clínica de franquicia

 

El precio en ambos casos varía. Según las estadísticas la inversión para montar una clínica propia oscila entre los 150.000 y los 250.000 euros, mientras que en el caso de convertirse en franquiciado, la inversión ronda los 350.000 euros. De ahí en adelante, el límite es lo que te puedas permitir.

 

Como ves, es más barato abrir una clínica propia, pero siendo franquiciado, cuentas con el apoyo de la franquicia y una imagen corporativa ya establecida, lo cual supone una ventaja.

La decisión final depende por tanto, de cuánto cuesta poner una clínica dental, y del apoyo que necesites durante las primeras fases. 

Qué incluye el presupuesto para abrir un consultorio dental

Ya hemos visto cuánto cuesta montar un consultorio odontológico de media en España. ¿Qué incluye esa inversión? A la hora de proyectar una clínica conviene tener claro en qué vamos a invertir el dinero. Este es el desglose de gastos aparejado a la puesta en marcha de la clínica.

Local

Lo primero que se necesita es un local donde desarrollar la actividad. Puede ser un local comercial o tu propia vivienda (si cumplen las condiciones para ello). Es posible que haya que hacer algún tipo de reforma, salvo que hablemos de un traspaso. En el caso de las franquicias, algunas exigen a los franquiciados que el local cumpla con una serie de características, por ejemplo, un tamaño mínimo.

 

La ubicación es importante y determinará en gran medida el éxito de tu proyecto. Por ejemplo, un local céntrico siempre será más caro de alquilar pero como contraparte, te permitirá llegar a una clientela mayor.

Material de clínica  y mobiliario

El material incluye el instrumental necesario para que el dentista pueda desarrollar su actividad: instrumental, anestesia, guantes de látex, mascarillas y un largo etcétera.

 

El mobiliario que se necesita para que la clínica empiece a funcionar va desde el sillón de dentista hasta el mostrador de recepción. Las clínicas modernas apuestan por una decoración minimalista que transmite comodidad y permite que haya espacio suficiente en la clínica.

Informática

Como cualquier negocio, la consulta del dentista necesita herramientas informáticas que faciliten su gestión: facturación, control de citas, almacenamiento de historiales clínicos… En resumen, necesita contar con un software de gestión dental. Por suerte, representa un gasto muy reducido, y se convierte de inmediato en una inversión.

Trámites de apertura

Para la apertura de cualquier negocio en España hay que cumplir con una serie de trámites, como la solicitud de licencia de apertura. En muchos casos, estos trámites cuestan dinero, algo que también hay que tener en cuenta para presupuestar el inicio de tu actividad. Lo mejor es informarse en la Administración responsable, sobre todas las gestiones legales que hay que realizar.

Planificar el presupuesto para un consultorio dental

La planificación es fundamental cuando afrontamos un proyecto de este tipo. Como hemos visto anteriormente, el presupuesto de una clínica dental incluye desde los permisos, hasta el material clínico necesario, por eso conviene determinar el coste de cada partida, y tener claro con qué presupuesto contamos. 

El primer paso se basa en determinar tu propia inversión. Es importante saber con cuánto dinero cuentas, tanto proveniente de recursos propios (ahorros), como ajenos (créditos y financiación en general).

Al calcular cuánto cuesta poner un consultorio dental, lo primero que se suele hacer es buscar el local. La legalidad establece una serie de condiciones para poder desarrollar esta actividad clínica, entre las imprescindibles, es importante que dispongas de una sala de espera, un área clínica y servicios generales (aseos y espacio de almacenaje).

Una vez definido el coste del local, se determina la partida destinada al material y el mobiliario. Tanto el material como el local representan la mayoría de los recursos necesarios para abrir una clínica dental, por eso es muy importante tomar buenas decisiones durante este proceso. 

Por último, definimos la parte del presupuesto que va a ir destinado al apoyo informático y la gestión de la clínica de cara a su actividad habitual, y por último, pagamos las licencias y los trámites administrativos necesarios para abrir la consulta. 

La importancia de los plazos para la apertura de una clínica dental

Cuando analizamos cuánto cuesta montar una clínica dental, habitualmente nos centramos en cuestiones económicas, sin embargo, en el presupuesto de una clínica dental también entran los plazos. 

Los tiempos que tienes que tener en cuenta son los que se refieren al inmueble y a la Administración. Tanto si alquilas un espacio comercial, como si compras un inmueble para montar una clínica, vas a tener que cumplir unos plazos que se reflejan en el contrato. 

Respecto a los plazos de la Administración, tanto los colegios profesionales como el Registro, los Ayuntamientos y las Comunidades Autónomas tienen sus tiempos para la gestión de solicitudes y permisos.   

El plan de negocio de tu consulta dental

Ya hemos visto cuánto cuesta abrir una clínica dental y las partes básicas del presupuesto, además de la importancia de los plazos, pero es necesario analizar un aspecto más previo a la apertura, el plan de negocio.

En términos generales, un plan de negocio es una previsión de una empresa a corto, medio y largo plazo. Es importante tanto determinar los objetivos, como establecer las estrategias que nos van a ayudar a conseguirlos. 

Aplicado al sector específico de las clínicas dentales, un plan de negocio nos va a permitir especializarnos en una serie de tratamientos específicos, gestionar un plan de márketing, determinar nuestros públicos objetivos o hacer planes financieros pensando en el futuro. 

Para determinar cuál es el plan de negocio más adecuado para nuestra clínica, hay que empezar sabiendo cuál es el presupuesto para un consultorio dental, sin embargo, una vez que la clínica ha comenzado su actividad laboral, lo que haremos será planificar el futuro de nuestra empresa. 

Clinic Cloud, software para clínicas dentales

La digitalización permite convertir documentos analógicos (por ejemplo, los historiales médicos en papel) en documentos digitales de acceso seguro, sin embargo, para evitar los procesos imprescindibles para digitalizar una empresa, lo recomendable es empezar a trabajar desde el principio con soportes digitales, que nos permitan almacenar, consultar y gestionar la información de nuestra clínica online, desde el principio.  

En Clinic Cloud hemos desarrollado un software específico para centros sanitarios odontológicos, con los que podrás trabajar con odontogramas online y otras herramientas, específicamente desarrolladas para la labor profesional de dentistas. Si quieres saber más acerca de nuestro software para dentistas, contacta con nuestro equipo y empieza a trabajar con el programa que necesitas.